El final del año y el comienzo de uno nuevo suele ser una época ilusionante en la que se despiertan los deseos y las metas a cumplir en los próximos 12 meses. Aun así, no siempre se llega a enero con la mejor salud mental o, en ocasiones, se ignoran los beneficios de marcarse objetivos motivantes. Por eso, en este artículo hablamos de la importancia de la salud mental y te contamos cómo puedes cuidar tu bienestar emocional y marcarte propósitos de forma realista.

¿Qué es la salud mental?

El psiquiatra Pablo Calderón López, del Hospital Quirónsalud ClidebaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos acerca la definición de la Organización Mundial para la SaludEste enlace se abrirá en una ventana nueva: "Un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades y puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad".

Empieza Año Nuevo cuidando tu salud mentalEmpieza Año Nuevo cuidando tu salud mental

Las cifras pueden llegar a ser todavía más preocupantes, ya que 1 de cada 4 personas padecerá una enfermedad mental, y la depresión se convertirá en la segunda causa mayor de incapacidad, según alertan desde la OMS. Por eso, es fundamental cuidar la mente y desterrar los estigmas que siguen asociándose a los problemas psicológicos. En este sentido, nuestro psiquiatra destaca que "es preciso trabajar mucho en cuanto a la normalización de la enfermedad mental como una enfermedad o condición de salud equiparable a otros padecimientos físicos".

Lamentablemente, el efecto de la pandemia ha quedado reflejado en un reciente estudio del proyecto ESEMED-España. En concreto, se ha observado que el 8,4% de la población española encuestada ha presentado algún trastorno mental en el último año. También se ha comprobado que el 19,5% de los encuestados ha padecido alguno de estos problemas a lo largo de su vida.

¿Qué trastornos mentales son frecuentes?

7 pautas para cuidar la salud mental

El cuidado psicológico es tan importante como el físico. Si quieres empezar el Año Nuevo cuidando tu salud mental, te animamos a seguir estos consejos de nuestro psiquiatra:

  1. Cuida la salud de tu cuerpo, practicando ejercicio físico, comiendo saludable y durmiendo bien.
  2. Mantén una actitud positiva. Para ello, es importante que busques el equilibrio entre las emociones positivas y las negativas. Nuestro especialista nos matiza que "no significa que nunca sientas emociones negativas, como la tristeza o la ira, ya que pueden ser necesarias para responder ante las situaciones difíciles", pero sí que consiste en tratar de no quedarse en ellas.
  3. Fomenta las relaciones con los demás y conecta.
  4. Establece un proyecto vital, busca un significado o un objetivo en tu vida.
  5. Aprende nuevas competencias para hacer frente a los problemas que aparecen en el día a día.
  6. Acepta los momentos complicados.
  7. No dudes en pedir ayuda a las personas que son especiales para ti o a los profesionales. Acerca de esto, nuestro especialista nos aclara que "la terapia psicológica y los medicamentos pueden ser de gran ayuda en esas situaciones de dificultad para tratar estas condiciones de enfermedad". En la actualidad, además de las consultas presenciales, se puede optar por la alternativa de contactar con terapeutas especializados a través de las consultas telemáticas de salud mentalEste enlace se abrirá en una ventana nueva, que permiten conectarse desde cualquier lugar y sentirse apoyado por un profesional.

Propósitos de Año Nuevo ¿sí o no?

Las fiestas de Navidad son días en los que se suele hacer balance de lo bueno y lo malo, marcándonos los propósitos de Año Nuevo: comer sano, practicar deporte, mejorar nuestro aspecto, aprender idiomas, leer, viajar… Pero ¿son realmente útiles?

Lo cierto es que fijar objetivos al principio del año sí puede aportar beneficios a nivel mental. Desde QuirónprevenciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos destacan que "sirve para aprender el arte de decidir qué es importante", ya que, aunque intentemos llegar a todo, es imposible, o se acaba haciendo todo sin disfrutar.

Una mujer celebrando la fiesta de Año NuevoUna mujer celebrando la fiesta de Año Nuevo

Para conseguirlo, antes de marcar los nuevos propósitos, trata de responder estas tres preguntas:

  1. ¿Qué quieres en tu vida? Evita los objetivos imprecisos, busca los que sean específicos y que, a su vez, supongan un desafío, aunque sin llegar a ser imposibles. Entonces, imagínate cumpliendo la meta y disfrútalo.
  2. ¿Cómo lo quieres? Proyecta las metas a largo plazo, de este modo puedes trabajar la atención sobre ellas. Pero, para llevarlas a cabo, es recomendable que determines pequeños objetivos que irás consiguiendo poco a poco.
  3. ¿Por qué lo quieres? Busca dentro de ti y pon atención a lo que verdaderamente quieres realizar y no a lo que debes o tienes que hacer.

Además deben ser objetivos individuales y flexibles, puesto que la finalidad no es únicamente cumplir los propósitos sino también disfrutar del proceso. Nuestros especialistas de Quirónprevención concluyen que "el hecho de saber y sentir que tenemos motivos que nos hacen movernos en nuestra vida es la clave para que el tiempo, que aun así pasará, deje huella en nosotros".

Las consecuencias de la pandemia sobre la salud mental

Nuestro doctor nos explica que "la pandemia ha generado reacciones de incertidumbre, pérdida y toma de conciencia de nuestra fragilidad, y esto se ha manifestado en forma de reacciones de ansiedad y muchos desórdenes en los hábitos de sueño". De hecho, se ha observado un aumento de los casos de:

Un hombre con mascarilla permanece en aislamientoUn hombre con mascarilla permanece en aislamiento

  • Cuadros de ansiedad.
  • Reacciones depresivas.
  • Trastornos asociados al estrés traumático como consecuencia de vivir de manera cercana las experiencias de la enfermedad severa o de fallecimiento.

Frente a todo esto, hay que destacar un aspecto positivo como indican nuestros especialistas: "La capacidad de resiliencia individual, así como los apoyos familiares, sociales e institucionales, han ayudado a contener mucho, de forma que la mayoría de la población se desarrollen cuadros psicopatológicos estructurados".

Etiquetas