No, la salud del corazón no es cosa solo de hombres, sino que afecta por igual a las mujeres. Es más, en el caso de ellas entra en juego el desconocimiento y la falta de información que genera la falsa creencia de que "las enfermedades cardiovasculares son propias del sexo masculino".

El doctor Iñaki Lekuona Goya, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud BizkaiaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos destaca que "es necesario acabar con la idea de que las enfermedades cardiovasculares, como el infarto, son cosas de hombres, cuando la primera causa de muerte en mujeres son las enfermedades del corazón".

Te ayudamos a desmontar este mito, explicándote las razones por las que las mujeres están más expuestas a los problemas del corazón, así como otros datos importantes: factores de riesgo, síntomas característicos y una serie de recomendaciones. ¿Te animas a cuidar tu corazón?

El corazón: primera causa de fallecimiento en mujeres

El corazón también es un asunto femenino y, de hecho, las mujeres están igualmente expuestas a los problemas cardiovasculares, e incluso son uno de los principales factores de mortalidad en ellas.

La única distinción entre hombres y mujeres es que, en ellas, los problemas del corazón aparecen más tarde que en el sexo masculino. Esto se debe durante su vida fértil están protegidas por las hormonas hasta después de la menopausia, que es cuando la protección desaparece y, en consecuencia, se comienza a igualar la proporción de afectados masculinos y femeninos.

Origen: menopausia

La enfermedad cardiovascular figura entre las primeras causas de fallecimiento de las mujeres con más de 50 años. Esto se debe a que la menopausia provoca una bajada de estrógenos, que son las hormonas que ofrecen protección natural a la mujer. Al respecto, el doctor José Nieto Tolosa, especialista en Cardiología del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva,nos explica que "los estrógenos son las hormonas protectoras frente las enfermedades cardiovasculares y su caída en la menopausia produce un aumento de peso y del colesterol, unido a la aparición de la hipertensión y la diabetes".

Problemas del corazón en la mujerProblemas del corazón en la mujer

Además del papel de las hormonas en la salud femenina, existen otros factores relacionados con la alta incidencia de las enfermedades cardiacas en la mujer:

  • Síntomas diferentes que en el hombre. La patología cardiovascular en ellas es diferente a la de ellos y es de mayor gravedad.
  • Diagnóstico más complicado y tardío.
  • Aparece 10 años más tarde. La enfermedad coronaria se desarrolla a edades más avanzadas que en el caso masculino.
  • Falta de información. Es habitual relacionar el infarto, y otras enfermedades cardiovasculares, con la salud masculina; esto y el desconocimiento que existe en torno a que la mujer también puede verse afectada por este tipo de problemas hacen que ellas no se preocupen hasta que es tarde.

Todo ello favorece que, como apunta el doctor Xavier Ruyra Baliarda, director del Instituto del Corazón del Centro Médico TeknonEste enlace se abrirá en una ventana nueva, "las mujeres todavía no tienen las mismas oportunidades para diagnosticar y tratar las enfermedades cardiovasculares que los hombres".

Síndrome del corazón roto, más casos en mujeres

Se trata de una enfermedad cardiaca que afecta en mayor medida a las mujeres, hasta llegar al punto de que un 98% de los casos es de género femenino.

En concreto, el Takotsubo o síndrome del corazón roto aparece cuando la persona recibe una mala noticia que aumenta el estrés a un nivel tan elevado que empieza a segregar adrenalina o noradrenalina, que son hormonas de activación que causan una contracción del corazón con síntomas similares a los del infarto.

Pese a esta similitud, la terapia y el pronóstico son diferentes a los del ataque al corazón. Además, las pruebas ayudan a descartar la presencia de una obstrucción coronaria y, generalmente, la recuperación de la función cardiaca es total.

Factores de riesgo en la mujer

Al igual que en los hombres, una dieta inadecuada alta en grasas, el paso de los años y la genética incrementan el riesgo de padecer problemas de corazón. Adicionalmente, se destacan dos aspectos muy relevantes en el caso de la mujer:

  • Menopausia. Como ya hemos comentado, hasta esta llegar a etapa la mujer cuenta con la protección de sus propias hormonas frente a la aterosclerosis, que provoca el depósito de grasas dentro de las arterias. Por lo tanto, durante ese tiempo la probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular es baja, pero la situación cambia cuando se retira la regla. La doctora Esther Merino Lanza, especialista en Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud MadridEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos señala que desde ese momento "esta protección natural desaparece, y el riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta y prácticamente se equipara al de los varones".
  • Tabaco. Pese a que el hecho de que esta adicción es perjudicial para la salud es más que conocido, a día de hoy sigue siendo necesario recordarlo. Así nos lo refleja nuestra doctora: "es preocupante la incidencia del tabaquismo en mujeres, no debemos cansarnos de informar sobre sus efectos nocivos".

A esto hay que añadir que algunas mujeres, además de fumar, toman anticonceptivos orales, una combinación que puede agravar el riesgo de infarto. En este sentido, el doctor Julio Carballo Garrido, jefe del Servicio de Cardiología del Centro Médico TeknonEste enlace se abrirá en una ventana nueva y del Hospital El PilarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos puntualiza que "el hábito tabáquico, desde edades tempranas, compartido incluso con el uso de anticonceptivos orales en la mujer puede favorecer esta patología".


¿Cómo es el ataque de corazón en la mujer?

El infarto en la mujer se manifiesta, normalmente, con unos síntomas diferentes a los del hombre. Precisamente, se consideran atípicos y pueden presentarse de manera más inespecífica, lo que complica su diagnóstico o que la mujer no acuda a un centro hospitalario.

  • Falta de aire
  • Mareo
  • Dolor en la espalda
  • Dolor inespecífico en zona torácica
  • Dolores epigástricos, es decir, molestias en el abdomen
  • Ahogo
  • Cansancio o astenia días antes

Por su parte, el doctor Nieto Tolosa nos indica que "el infarto se puede presentar en mayor proporción de forma atípica, como un dolor menos intenso localizado a nivel epigástrico o que no suele irradiar al brazo izquierdo, y que puede ir acompañado de una falta de aire, lo que provoca, en numerosas ocasiones, un retraso en el diagnóstico que empeora el pronóstico".

7 cuidados del corazón

Por todas esas razones, ¡cuida tu salud! Para ello puedes seguir estas recomendaciones:

  1. Estilo de vida saludable
  2. Evitar el tabaco y el abuso de bebidas alcohólicas
  3. Dieta mediterránea sin abuso de sal
  4. Practicar ejercicio físico un mínimo de 2,5-3 horas todas las semanas y mantenerlo
  5. Controlar el estrés
  6. Mantener un peso adecuado, como medida de prevención de la tensión arterial alta y la diabetes
  7. Seguir revisiones periódicas de riesgo cardiovascular, a partir de los 50 años

Así que, como remarca la doctora Merino, "no hay que esperar a tener un problema y debemos concienciarnos en cuidarnos y enseñar a los nuestros a cuidarse, ya desde la infancia".

Etiquetas