Es difícil compaginar los horarios del trabajo con los de la vida personal, llegando a ser casi imposible, si se añaden niños de por medio. En este sentido, cobra especial interés el teletrabajo, que facilita continuar con la jornada laboral sin necesidad de ir a la oficina y con un horario adaptado a las necesidades.

Pese a que muchas empresas han tenido que poner en marcha el teletrabajo, de manera forzada, para proteger a sus trabajadores de los contagios del coronavirus, lo cierto es que sigue siendo una asignatura pendiente en España.

Desde QuirónprevenciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos apuntan que "el sueño de cualquier trabajador es realizar su actividad profesional de una manera flexible y en la que poder conciliar su vida familiar y laboral", añadiendo que "una de las medidas en auge para conseguirlo es el teletrabajo". Pero no todo es positivo, también hay aspectos negativos, por eso, te ayudamos a conocerlo todo.

¿Qué es lo positivo de trabajar en casa?

Teletrabajo: pros y contrasTeletrabajo: pros y contras

En concreto, el teletrabajo propicia:

  • Autonomía. El trabajador puede gestionar él mismo su propia jornada laboral. Esto tiene, a su vez, consecuencias positivas, ya que disminuye el tiempo en el que el trabajador no realiza tareas, que se considera no productivo, y además las horas trabajadas son más efectivas.
  • Conciliación. Probablemente compaginar el trabajo con la vida personal, y más todavía si se trata de una familia con niños, es una de las mayores pesadillas. Aquí es donde el teletrabajo adquiere un especial atractivo porque el trabajador puede elegir el horario que más le conviene para atender a sus necesidades personales.
  • Productividad. El rendimiento aumenta con el teletrabajo. Nuestros técnicos de Quirónprevención nos explican que "un trabajador satisfecho con el horario y la forma de trabajar aumenta su rendimiento, ya que está más motivado, y el tiempo que le dedica es más productivo".
  • Tiempo y economía. Como el trabajador se queda en casa, gana el tiempo que gastaba desplazándose todos los días a la oficina, añadiendo además el ahorro de dinero en transporte.
  • Tranquilidad. El teletrabajo permite apartarse de todo el torbellino de actividad diaria que se vive en la oficina: reuniones, clientes, viajes… Esto consigue que el estrés sea menor y también ayuda a evitar el "burnout" o estrés crónico, entre otros síndromes relacionados con el entorno laboral.

Los "contras" del teletrabajo

Frente a estas ventajas, existen aspectos negativos que hacen que trabajar en casa no sea fácil de aplicar para todos. En este sentido, el teletrabajo puede causar:

  • Incomunicación, aislamiento: El trabajador puede sentir que está solo, ya que se encuentra en casa o en otra ubicación, apartado de la oficina. Esto puede repercutir de manera negativa en su estado de ánimo porque puede vivir momentos de aislamiento o incomunicación.
  • Trabajo en equipo. Desde Quirónprevención nos señalan que "en aquellas actividades laborales en las que se requiere una gran dosis de trabajo en equipo, el teletrabajo puede verse dificultado si alguno de los miembros no está día a día en la oficina".
  • Problemas para separar el trabajo y la vida personal. Si se trabaja en casa, es difícil no distraerse con cuestiones personales. Esto probablemente esté ocurriendo hoy por hoy en la mayoría de casas, debido a que el cese de la actividad escolar conlleva que los niños estén dentro las 24 horas. Además de esto, desde Quirónprevención añaden que "ponerse unos horarios y cumplirlos no es tan fácil como parece".
  • Sensación de que no se forma parte de la compañía. Al no participar en las actividades que organiza la empresa y ni estar presente en la oficina, es posible que se produzca la pérdida de la identidad corporativa.
  • Dificultad para registrar las horas. Al respecto, nuestros técnicos de Prevención de Riesgos Laborales nos avisan que "si el tipo de contrato no es por objetivos, sino por jornada laboral, el teletrabajo causa más problemas para contabilizar las horas trabajadas", añadiendo que, en la actualidad, "existen sistemas efectivos para solventarlo, como el fichaje remoto".

Cabe añadir que el hecho de trabajar fuera de la oficina no implica un deterioro de la seguridad laboral, y que nuestro entorno debe estar preparado. Desde Quirónprevención nos recuerdan que "es posible aunar teletrabajo y prevención de riesgos laborales, para que la salud y seguridad del trabajador no se vean mermadas". De hecho, existen algunos documentos oficiales en los que se recogen derechos y obligaciones al respecto, como el Acuerdo Marco Europeo sobre Teletrabajo.

Quién sabe, quizá, a partir de ahora, surjan nuevos partidarios del teletrabajo y más empresas preparadas para ello.

Etiquetas