¡Cuidado con la muñeca! A menudo, colocamos la mano sin preocuparnos de su posición o de cómo agarramos el ratón del portátil. Esto puede poner en riesgo la movilidad del miembro superior, si no seguimos medidas preventivas con la postura que adoptamos frente al ordenador. Precisamente, entre los trastornos musculoesqueléticos más frecuentes en el entorno laboral está el síndrome de túnel carpiano, que es una lesión localizada en esta parte del cuerpo.

Te explicamos esta patología, los síntomas, cómo se diagnóstica y las novedades en su tratamiento.

Síndrome del túnel carpiano: qué es y a quién afecta

Es una de las lesiones musculoesqueléticas más comunes en el trabajo, que se calcula que está presente en el 3% de las personas, afectando en mayor medida a mujeres de 40 a 60 años. Además, el síndrome de túnel carpiano está asociado a puestos de trabajo en los que se realizan esfuerzos físicos manuales y movimientos recurrentes de la extremidad superior.

Síndrome de túnel carpiano, una lesión en la muñecaSíndrome de túnel carpiano, una lesión en la muñeca

El doctor Vicente Carratalá Baixauli, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "esta neuropatía ocurre cuando el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano, sufre presión a la altura de la muñeca".

A quién afecta

Es habitual relacionar este trastorno con determinadas profesiones o tareas que conllevan un sobreesfuerzo en esta zona. En concreto, nuestro traumatólogo nos matiza que "es muy frecuente en personas quedesarrollan actividades que requieren la flexión y la extensión de manera repetitiva principalmente de la muñeca". Entre ellas, figuran:

  • Tareas domésticas
  • Puestos en cadenas de montaje
  • Carpintería
  • Pintura
  • Puestos que requieren la utilización constante del ratón

Señales del síndrome túnel carpiano

En general, el primer indicio es la falta de sensibilidad de los tres primeros dedos. Con el tiempo, se desarrollan otras molestias en la palma de la mano o en los dedos:

  • Adormecimiento
  • Entumecimiento
  • Hormigueo
  • Calor
  • Dolor

Es frecuente el empeoramiento de estos síntomas por la noche, de tal forma que la persona con esta patología necesita mover la mano para notar una mejoría.

Cabe señalar que estas molestias pueden volverse cada vez más severas con el paso del tiempo. Acerca de esto, el doctor Luis Sánchez Navas, especialista en la Unidad integral de Traumatología de Quirónsalud AlicanteEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos apunta que "con el agravamiento de la compresión del nervio mediano, estos síntomas se hacen más intensos, y comienza a aparecer una sensación de torpeza y falta de fuerza al realizar gestos de pinza, debido a una atrofia de los músculos dependientes de este nervio".

Prevención frente al ordenador

Si eres de los que usa habitualmente el ratón, te recomendamos aplicar las pautas de higiene postural. Algunas de estas medidas preventivas son:

  • Asegurar que entre el teclado y el borde de la mesa existe una distancia de 10 centímetros. De esta forma, nos facilita el apoyo de los antebrazos, así como teclear sin flexionar las muñecas.
  • Atender la posición del brazo y la muñeca. Es preferible que estén alineados para disminuir la tensión muscular.
  • Situar el ratón cerca de la mano, así no hay que estirar el brazo para usarlo.

Además, podemos incorporar determinados estiramientos en el puesto de trabajo, como aquellos enfocados en la muñeca o el brazo, y otras recomendaciones de descanso para aliviar las posturas forzadas.

Diagnóstico y tratamiento de la lesión de muñeca

A menudo, las personas con este problema musculoesquelético no acuden al especialista en un primer momento, ya que tienden a asumir o normalizar los síntomas. El doctor Sánchez Navas nos indica que "los pacientes acuden al especialista en casos ya severos, obteniéndose unos resultados quirúrgicos más lentos y menos satisfactorios, dado que el nervio debe recuperarse de una compresión severa y prolongada".

Cirugía para liberar el túnel carpiano

Para tratar esta patología, en la actualidad es posible optar por técnicas mínimamente invasivas, como las endoscópicas. A través de estos procedimientos se consigue liberar el nervio con un pequeño corte. Esto permite afectar lo mínimo a los tejidos blandos, además de mejorar la recuperación, ya que provoca menos dolor y logra antes la movilidad.

Por su parte, el doctor Carratalá nos destaca que "esta novedosa técnica supone un gran avance frente a la cirugía tradicional, cuyo procedimiento requería una incisión mayor en la palma de la mano con una mayor afectación de las partes blandas y mayor tiempo de recuperación por el dolor que este abordaje ocasiona".

Etiquetas