Las raciones, las tapas, los pinchos…. tienen un aspecto tan delicioso que nos dejamos llevar, no pensamos en cómo se han cocinado ni en cómo debería ser su conservación, y menos todavía si deben estar refrigerados o no. Así que es hora de adentrarnos en cómo se conservan y cómo se cocinan para evitar riesgos alimentarios en bares y restaurantes.

¿A qué temperatura es recomendable la cocción?

Podemos deshacernos de gran parte de los microorganismos que ponen en riesgo la salud con algo tan sencillo como cocinarlos. Es una tarea muy habitual en la cocina que nos ayuda a mantener la inocuidad de los alimentos.

Para conseguirlo, desde QuirónprevenciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos indican que deben ser cocinados a una temperatura mayor de 70ºC. Y si lo que queremos es volver a calentar un alimento ya cocinado, nuestros técnicos de prevención aclaran que lo recalentemos por completo.

Temperatura adecuada para los alimentosTemperatura adecuada para los alimentos

Con el pescado también es habitual dudar acerca de cuál es la temperatura adecuada para cocinarlo y conservarlo, ya que existe el riesgo de sufrir una reacción alérgica por anisakis, si no seguimos ciertas pautas, como sobrecalentarlo más de 60º durante diez minutos.

¿Es seguro consumir carne poco hecha?

Es cierto que algunos alimentos de tipo cárnico, como los filetes de ternera o los chuletones de buey, se comen con la parte interior todavía sangrante, y eso nos puede llevar a pensar que corremos peligro al consumirlos de esta forma. Para despejar los temores sobre su consumo, desde QuirónprevenciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos indican que "podemos estar tranquilos con aquellas piezas intactas de carne cuyo centro esté rojo", explicando que "el centro de un trozo intacto de carne suele estar libre de gérmenes, ya que la mayoría de las bacterias se encuentran en la superficie".

Riesgos de conservar alimentos a temperatura ambiente

Desde Quirónprevención nos informan que "los microorganismos se pueden multiplicar con mucha rapidez si los alimentos se conservan a temperatura ambiente". Por ello, nos ofrecen algunas advertencias:

  • Ojo con los platos que están a temperatura ambiente desde hace más de un par de horas. Nuestros técnicos de prevención nos avisan que "por ejemplo, esas fabulosas tortillas de patata, que muchas veces están fuera de la vitrina y encima del mostrador, si no acaban de salir de la cocina, mejor tener cuidado".
  • ¡Atención a la zona de peligro! Así se conoce a la franja situada por encima de 5° y por debajo de 60°C. Desde Quirónprevención nos apuntan que "las temperaturas superiores a 65ºC matan los gérmenes, la congelación los inmoviliza y la refrigeración ralentiza el crecimiento bacteriano, no obstante, los microorganismos pueden seguir creciendo con el paso del tiempo".
  • Si necesitan conservarse en caliente se debe asegurar la temperatura adecuada, que tiene que ser muy alta, en el lugar en el que se exponen, como es el caso de los restaurantes de tipo buffet libre.

Siguiendo las claves de seguridad e higiene alimentaria se consigue la protección de los alimentos que, tarde o temprano, consumiremos. Ahora que conocemos las pautas básicas para una cocina segura, ya solo nos queda ponernos de acuerdo para decidir en qué restaurante o bar cenamos hoy.

Etiquetas