Es normal que los tratamientos estéticos susciten tantas dudas como interés, y más si en torno a ellos giran ciertos mitos. Este es el caso del bótox que, aunque hoy en día es uno de los más utilizados, todavía existen algunos temores sobre su uso. ¿Es eficaz? ¿me quedaré sin expresión? ¿solo es para pieles maduras? ¿cuál es la diferencia respecto al ácido hialurónico y al lifting?

Por eso, hemos acudido a la consulta del doctor Javier Arnáiz Campuzano, responsable en Medicina Estética y Láser del Hospital Quirónsalud Vitoria, para que nos desmonte los mitos y nos explique los detalles de este tratamiento tan actual.

Antes y después del bótox

¿Cómo actúa el bótox en la arruga y cuánto dura?

Así se conoce de forma comercial al tratamiento con toxina botulínica, sustancia que cuando se infiltra bloquea la secreción de Acetilcolina de las terminaciones nerviosas. De esta forma, se consigue que el músculo se relaje y, en consecuencia, no aparezca la contracción que marca la línea de expresión o arruga.

La duración de este tratamiento estético es de tres meses, a veces llegando hasta cuatro.

Número de sesiones de bótox recomendadas

En mi opinión, lo recomendable es realizar dos aplicaciones al año para que el músculo se recupere y evitemos la atrofia o pérdida de volumen de este. De todas formas, hay profesionales que lo aconsejan con mayor frecuencia, hasta cuatro veces al año, buscando lucir su efecto de manera permanente.

Una se puede aplicar antes de las fiestas de Navidad para vernos más atractivos durante estas fechas tan señaladas, y otra se puede efectuar antes del verano. Precisamente, la época estival es la mejor para hacerlo, puesto que prevenimos la temible marca blanca en el valle de las líneas de expresión que aparece con el bronceado de la piel, evitando el contraste de tonalidades que se crea entre la "arruga" y el resto del rostro.

Diferencia entre bótox, ácido hialurónico y lifting

Es fácil confundir estos tratamientos estéticos, pero lo cierto es que tienen usos distintos:

  • El bótox se utiliza para corregir las líneas de expresión relajando la musculatura de la zona en la que se aplica.
  • El uso de ácido hialurónico tiene varias funciones, entre ellas añadir volumen en los labios, pómulos… y otras utilidades, como hidratar zonas muy secas, que también es el caso de los labios.
  • El objetivo del lifting coincide con el del bótox, es decir, hacer que desaparezcan las arrugas. La diferencia reside en que el primero basa el tratamiento en la cirugía para eliminar las arrugas formadas por un exceso de piel, y el segundo corrige las líneas de expresión sin intervención quirúrgica. En cualquier caso, el lifting puede complementarse con el bótox.

¿Por qué el bótox tiene mala fama?

A menudo escuchamos que este tratamiento empeora el aspecto del rostro porque resta la expresividad del paciente, o que los labios no quedan naturales tras las infiltraciones. No obstante, todo ello forma parte de los mitos que se formulan en torno al bótox, cuya mala fama no se merece.

Lo primero que tenemos que saber es que el bótox no se inyecta en los labios, ya que para esto existen otro tipo de rellenos que logran un efecto volumen. Actualmente, los rellenos legalizados son reabsorbibles, no permanentes, ya que el rostro cambia con el tiempo de forma natural.

Por tanto, si vemos unos labios demasiado voluminosos probablemente se deba a un relleno realizado hace tiempo o que no se hizo correctamente, y no a una infiltración de bótox.

Tratamiento estético de bótox
Rompiendo 5 mitos del bótox

  1. No es peligroso. Cuando el tratamiento se lleva a cabo de forma correcta y por un profesional cualificado, no presenta ningún inconveniente, si bien es cierto que sí se puede producir algún efecto temporal indeseado cuando el músculo en el que se infiltra no es el correcto. También cabe la posibilidad de que el paciente presente alergia a uno de los componentes, que deberá ser tenido en cuenta.
  2. No elimina la expresividad. Aunque la movilidad de la musculatura disminuye, el paciente puede expresarse de la misma manera que antes del tratamiento, e igualmente puede arrugar el área tratada. El resultado dependerá de la dosis aplicada y el lugar de las infiltraciones. Por eso, es importante acudir a especialistas en Medicina Estética para obtener la máxima naturalidad en los resultados.
  3. No es apto únicamente para pieles maduras. En realidad, a partir de la mayoría de edad ya se puede realizar el tratamiento, ya que hay personas que presentan arrugas a edades más jóvenes. Sin embargo, es cierto que no se trata de algo frecuente.
  4. No son habituales los casos en los que se abusa del bótox, a excepción de unas pocas personas que acuden a varios especialistas para que cada uno le inyecte una cantidad de bótox, pero como digo no es lo habitual.
  5. Es un error pensar que el bótox quita 15 años. La clave del éxito de la medicina estética es que nos ayuda a vernos bien con nuestra edad.

Por último, es fundamental conocer las necesidades de cada persona, ya que, en ocasiones, puede haber un mayor interés por conseguir naturalidad en los resultados y, en otras, que estos cambios sean muy visibles.

Etiquetas