Pese a los esfuerzos que hayamos realizado por controlar los excesos, es muy probable que estas fiestas hayan incluido más comilonas de lo recomedable y, sobre todo, casi seguro que hemos abusado de alimentos ricos en azúcares y grasas. Por tanto, ahora que todo ha pasado, nos damos cuenta de las consecuencias.

Por una parte, puede que nos encontremos con algún kilo de más y, por otra, a nuestro cuerpo le vendrá muy bien una dieta de recuperación de las buenas costumbres alimenticias y dejar a un lado esas "excepciones" que se han ido convirtiendo casi en diarias durante las fiestas.

Para ayudarte a recuperar una normalidad en la dieta, te proponemos dos menús de desayuno, comida y cena que se han elaborado con la ayuda de nuestra nutricionista Elena de la Fuente Hidalgo, especialista del Hospital Quirónsalud San José.

Etiquetas