Después de la moda de los zumos "Detox" o los "zumos verdes", que presumían de propiedades desintoxicantes, antioxidantes, purificantes… y casi milagrosas, han aparecido en el mercado una nueva gama de zumos caracterizados por elaborarse con la técnica de prensado en frío, también llamada "cold pressed".

¿En qué consiste la técnica de prensado en frío?

El conveniente que presentan las licuadoras convencionales, que cortan y centrifugan la pulpa a gran velocidad, es que producen un calentamiento que a su vez provoca oxidación y pérdidas nutricionales, especialmente vitamina C. Sin embargo, el prensado en frío corta y comprime las piezas mediante prensa hidráulica, extrayendo hasta la última gota y evitando la elevación de temperaturas que destruye las vitaminas.

Además, esta técnica permite obtener zumo a apartir de cualquier tipo de fruta o verdura, sin necesidad de que tenga una consistencia sólida o dura. Por ejemplo, se pueden emplear el perejil, las espinacas o la col, que quedaban excluidas de la "carta" habitual de zumos.Zumos prensados en fríoZumos prensados en frío

Características de estos zumos

El prensado en frío permite un almacenamiento del producto sin pérdida de sus principios nutricionales durante más tiempo, lo que confiere a los zumos las siguientes propiedades:

  • mayor pigmentación
  • más aroma
  • conservan más cantidad de polifenoles, que son un tipo de antioxidantes relacionados con la reducción del cáncer y las enfermedades cardiovasculares

Por todo ello, estos tipos de zumos pueden ser una opción refrescante y saludable para la temporada de calor, especialmente en aquellas personas a las que les cuesta llegar a consumir las 5 raciones diarias de frutas y verduras. Sin embargo, es importante no añadir más de una pieza de fruta por zumo debido a su contenido en azúcares simples.

También es importante destacar que el prensado en frío, al igual que el licuado convencional, no conserva el 100% de la fibra de frutas y verduras, por lo que en ningún caso sustituyen su consumo en piezas enteras.

Por lo tanto, aunque estos zumos pueden ser una buena forma de obtener las vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo, no hay nada mejor que consumir las frutas y las verduras frescas y enteras, sin ningún procesado y con mayor garantía de valor nutricional.

Finalmente, también debemos tener en cuenta que esta técnica presenta el inconveniente de ser más costosa que la convencional y esto se ve reflejado en el precio de los zumos.

Etiquetas