Con el tiempo, la calidad de los huesos se va deteriorando y, en algunos casos, sobre todo en las mujeres, este efecto puede verse acelerado en edades avanzadas. Lamentablemente, la peor consecuencia de la osteoporosis es sufrir una fractura, con la discapacidad que puede derivar de ello. Te contamos más detalles de esta patología, las fracturas más frecuentes y cómo evitarla.

Osteoporosis: qué es

La doctora Laura Baquedano Mainar, especialista en Ginecología y Obstetricia en la Unidad de la Mujer del Hospital Quirónsalud ZaragozaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "la osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto que se caracteriza por una baja masa ósea acompañada de un deterioro en la arquitectura del hueso", y, como consecuencia de esto, se produce un aumento de la fragilidad de los huesos.

A quién afecta

La osteoporosis puede desarrollarse en hombres y en mujeres, aunque son ellas las más afectadas por esta enfermedad, en especial después de menopausia. En esta etapa de la salud femenina, los estrógenos, que son unas hormonas que ofrecen una protección natural a la mujer, descienden de forma brusca. A esto hay que añadir que el 40% de las mujeres de más de 50 años tiene riesgo de sufrir una fractura, según se estima desde la Organización Mundial de la Salud, la OMS.

El proceso de la pérdida de masa ósea

La masa ósea o densidad mineral de los huesos llega a su máximo nivel al comienzo de la edad adulta, aproximadamente. A partir de ahí, la densidad ósea se va perdiendo de forma lenta y, en el caso de las mujeres, al llegar la menopausia y descender la cantidad de estrógenos, se produce una aceleración de dicha disminución de masa ósea.

Las 4 etapas de la osteoporososisLas 4 etapas de la osteoporososis

Factores de riesgo de la osteoporosis y su diagnóstico

Para diagnosticar esta enfermedad de los huesos, el primer paso consiste en elaborar la historia clínica de cada persona, detectando los factores de riesgo de la osteoporosis. El segundo paso es medir la densidad de masa ósea a través de una prueba de diagnóstico por imagen conocida como densitometría ósea de columna lumbar y cadera.

Los principales factores de riesgo de la osteoporosis son:

  • La edad avanzada
  • Fumar
  • Una delgadez o IMC inferior a 19
  • Casos de fracturas anteriores en la familia
  • Menopausia precoz
  • Alimentación pobre en calcio y vitamina D
  • Administración de ciertos corticoides o medicamentos para tratar el cáncer de mama
  • Fracturas anteriores por osteoporosis, ya que apuntan a una mayor fragilidad en los huesos, así como una mayor susceptibilidad de fracturarse

¿Qué fracturas puede causar la osteoporosis?

Son la peor consecuencia de esta enfermedad ósea y entre las más comunes se encuentran:

Fracturas vertebrales

Se estima que, como consecuencia de la osteoporosis, se producen 1,4 millones de fracturas vertebrales al año. Nuestra doctora nos indica que "son las fracturas osteoporóticas más frecuentes, y también las más difíciles de detectar, ya que 2 de cada 3 son asintomáticas".

Los efectos secundarios de las fracturas vertebrales son:

Osteoporosis y el riesgo de las fracturas de huesoOsteoporosis y el riesgo de las fracturas de hueso

  • Dolor de espalda
  • Pérdida de altura
  • Menor calidad de vida
  • Mayor riesgo de sufrir nuevas fracturas
  • Incremento de mortalidad

Fracturas de cadera

Se calcula que, cada año, se producen 1,6 millones de este tipo de fractura, a consecuencia de la osteoporosis. Al respecto, nuestra especialista nos señala que "aumentan con la edad, produciéndose unos 15 años después de las fracturas de muñeca y vertebrales".

Las fracturas de cadera son las más graves, debido a sus efectos secundarios y a la mortalidad. Acerca de este tipo de fractura, nuestra especialista nos subraya que "el mayor riesgo de muerte (un 20%) se produce en los 6 meses posteriores a la fractura, reduciéndose posteriormente con el tiempo". Sobre el 80% restante, en torno a la mitad presenta una disminución de la capacidad funcional.

Fracturas de Colles

También se conocen como fracturas de muñeca, son las primeras que aparecen y pueden tener un impacto negativo en la calidad de vida. En cuanto a cifras, se estima que se producen 1,7 millones de fracturas de antebrazo al año debido a la osteoporosis.

¿Cómo evitar la pérdida de masa ósea?

Para prevenirla es muy importante mantener un estilo de vida sano, tal y como remarca nuestra especialista: "es fundamental mantener unos hábitos de vida saludable, determinados por la alimentación, ejercicio regular y la ausencia de tóxicos, sobre todo el tabaco, y un consumo moderado de alcohol". Además, puntualiza que: "juegan un papel importante para evitar la osteoporosis y, en la menopausia, adquieren especial importancia".

En cuanto a la alimentación, se recomienda consumir cada día un total de 1.200 miligramos de calcio elemental, que se encuentra en:

  • Productos lácteos: leche, queso, yogur…
  • Verduras verdes: col rizada, brócoli…
  • Sardinillas en aceite
  • Quinoa.

También se aconseja un adecuado suministro de vitamina D, sobre la cual nuestra especialista nos avisa que "se absorbe en la piel gracias a la luz solar, pero dado el ritmo de vida de la población en activo, no es infrecuente encontrar niveles por debajo de lo normal, siendo necesaria su suplementación".

El riesgo de las caídas

Parece obvio que el hecho de caerse en sí mismo incrementa la probabilidad de sufrir una fractura osteoporótica, es decir, causada por osteoporosis en los adultos de edad avanzada. Por eso, debemos adoptar ciertas pautas que ayudan a evitar las caídas, lo que puede disminuir el riesgo de una fractura. Por ejemplo, no debemos usar alfombras en la vivienda y tampoco debemos andar con poca luz o por superficies húmedas, aunque tengamos la sensación de seguridad por conocer el recorrido de memoria.

Tratamientos para la osteoporosis

Si no se obtienen resultados suficientes con las pautas higiénico-dietéticas, se puede optar por tratamientos médicos de administración oral o subcutánea orientados a mejorar la densidad mineral de los huesos y su microarquitectura, previniendo de esta forma las fracturas. Sobre esto, nuestra especialista nos concreta que "las personas con mayor riesgo de fractura son las que tienen más probabilidades de beneficiarse de ello".

En general, las personas para la que están indicados los tratamientos son las mujeres posmenopáusicas que han sufrido alguna fractura anterior, ya sea vertebral o de cadera, o en las que se ha diagnosticado osteoporosis. Igualmente se recomienda en casos de osteopenia, situación ósea precedente a la osteoporosis, que también presenten otros riesgos asociados a la fractura.

En cualquier caso, para valorar la mejor opción para cada persona es necesario acudir a consulta. Así, "el profesional sanitario, atendiendo a las preferencias de la paciente, decidirá cuál es la alternativa más segura y eficaz, según el tipo de osteoporosis y la historia personal", según concluye nuestra doctora.

Etiquetas