El estrés es una reacción fisiológica, psicológica y conductual de una persona ante las presiones. El doctor Josep Guindo Soldevila, especialista en Cardiología del Hospital Quirónsalud BarcelonaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que la grave situación causada por la pandemia nos han sometido a un marcado aumento del estrés, que, a su vez, puede provocar cambios en nuestro sistema cardiovascular.

Conoce los efectos en la salud, qué medidas se recomiendan y si es necesario aplicar cuidados específicos para los enfermos cardiovasculares.

¿Cómo reacciona el cuerpo ante el estrés?

Ante una situación estresante, se produce una reacción en el cuerpo, como si se tratara de un mecanismo de supervivencia que, a su vez, provoca cambios en el organismo.

Para más detalle, nuestro cardiólogo nos describe que "el cuerpo humano responde con una activación del sistema nervioso simpático y el aumento de la concentración sanguínea de una serie de hormonas, como la adrenalina o el cortisol". Por este motivo, el organismo sufre una serie de alteraciones, por ejemplo, a nivel físico, las pupilas se dilatan, aumenta el sudor, entre otras.

Igualmente, el estrés también provoca cambios importantes a nivel cardiovascular, tal y como nos destaca nuestro cardiólogo:

¿Qué se entiende por estrés negativo?¿Qué se entiende por estrés negativo?

  • A corto plazo, el estrés aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, y esto hace que haya un mayor trabajo cardíaco.
  • A largo plazo, puede causar variaciones en el metabolismo, entre las que encontramos el incremento del colesterol o del azúcar en la sangre.

¿Qué tipo de estrés aumenta en situaciones de crisis?

Existen dos tipos de estrés, el positivo y el negativo, siendo este último el que suele aumentar en situaciones de crisis, como la actual con la expansión del coronavirus y las consecuencias en la sociedad.

Estas son sus diferencias:

Estrés positivo o eustrés

Con estos términos se hace referencia al estrés "bueno", que surge a raíz de situaciones que son entendidas como algo positivo para el individuo. Nuestro cardiólogo nos describe que "la persona está bajo presión, pero interpreta que los efectos de la situación pueden ser beneficiosos, y los puede controlar".

Estrés negativo o distrés

Se considera como estrés "malo", ya que se relaciona con situaciones que la persona no es capaz de controlar o ante las cuales se siente asustado. Precisamente, la pandemia sanitaria, provocada por la Covid-19 es un ejemplo perfecto de este tipo de estrés negativo. "Y bastante similar al que han causado otros desastres naturales, como los terremotos o las guerras", añade nuestro especialista.

A raíz de determinados estudios, se conoce que hubo una mayor incidencia de ataques al corazón y otros problemas cardiovasculares al principio de situaciones de crisis, como los terremotos de San Francisco en 1906 o el inicio del conflicto del Golfo en 1990.

¿Cómo aliviar el estrés negativo?

Nuestro cardiólogo nos recomienda "seguir una serie de recomendaciones para mitigar los efectos del distrés sobre nuestro organismo y prevenir posibles complicaciones cardiovasculares", entre las que se encuentran:

  • Seguir las recomendaciones de fuentes oficiales. Se deben seguir aquellas publicadas por expertos e indicadas en organismos oficiales como la Organización Mundial de la Salud.
  • Ojo con el estrés. Nuestro cardiólogo nos aconseja "intentar manejar el estrés y saber relativizar la situación". Para ello, como explica nuestro doctor, "debemos ser plenamente conscientes de que España cuenta con uno de los mejores sistemas de salud pública y privada del mundo". Como ejemplo podemos valorar que se encuentra entre los países con mayor esperanza de vida.

En la actualidad, además de las consultas presenciales, también se puede contactar con terapeutas especializados de forma online. En concreto la Terapia antiestrésEste enlace se abrirá en una ventana nueva proporciona las estrategias necesarias para gestionar la ansiedad y el estrés.

Cuidados especiales para el corazón

El estrés puede tener consecuencias en el corazón. Por eso, es importante incorporar los siguientes cuidados para la salud cardiovascular:

  • No fumar ni beber alcohol.
  • No abusar de la sal, incluso bajar su consumo.
  • Seguir una dieta adecuada.
  • Dormir bien.
  • Mantener la actividad física cada día, de acuerdo a nuestra capacidad. "Con un poco de ejercicio diario no solo conseguiremos mejorar la salud cardiovascular, sino que es una excelente medida antiestrés", nos anima nuestro doctor.
  • Cuidado con la ansiedad. En caso de que sea necesaria la administración de medicamentos ansiolíticos, es esencial que hayan sido prescritos por un especialista.
  • Cumplir con el tratamiento y las indicaciones del especialista, si estamos diagnosticados de diabetes, hipertensión arterial u otra patología cardiovascular.
  • ¿Es necesario ajustar el tratamiento? En caso afirmativo, es importante contactar con el especialista. El doctor Guindo nos recomienda contactar con nuestro cardiólogo para adecuar el tratamiento en caso de detectar un aumento de la presión arterial, taquicardia o incremento de arritmias.
  • Ante indicios graves, como los de un ataque al corazón o una arritmia severa, lo más conveniente es actuar con rapidez.
Etiquetas