La rinoplastia es un tipo de cirugía plástica en la que se modifica parte de la nariz o el propio tabique nasal. Cuando alguien piensa en esta operación estética, le viene a la cabeza el beneficio más inmediato: mejorar su aspecto. Sin embargo, la doctora María Jesús García-Dihinx, especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital de Día Quirónsalud Zaragoza, indica que conlleva también otras ventajas que afectan a la salud mental y física.

¿Qué debemos saber antes de operarnos de nariz?

Nuestra especialista nos señala que se puede valorar la rinoplastia si nos encontramos ante estas situaciones:

  • Necesitamos un rostro más proporcionado
  • Tenemos secuelas físicas por un accidente
  • Sufrimos apnea
  • Detectamos dificultades respiratorias

Operación estética de rinoplastiaOperación estética de rinoplastia

El consejo de la doctora es, sobre todo, "elegir los profesionales adecuados". Los pacientes suelen tener miedo a las intervenciones quirúrgicas, por eso, nos dará más seguridad contar con "buenas manos", que estén respaldadas por gran experiencia en operaciones estéticas.

También es importante que estemos seguros de que queremos operarnos la nariz y seamos conscientes de las causas y consecuencias de nuestra decisión. "El motivo por el que alguien acaba decantándose por esta opción está en los beneficios que obtendrá tras el proceso", nos explica la doctora, añadiendo que se consigue "una mejora de la salud y confianza en uno mismo".

Beneficios de la rinoplastia en los pacientes

A través de esta cirugía facial se obtienen resultados visibles estéticamente, y otros de carácter psicológico, imperceptibles a primera vista. Vamos a conocer los detalles de estos beneficios.

Olvidar los traumas y las marcas de un accidente

Por desgracia, uno de los motivos para operarse la nariz son las secuelas de los accidentes de coche. Los pacientes llegan a la consulta con deformidades en el rostro y necesitan reconocerse de nuevo. Desde su experiencia, García- Dihinx comenta: "deciden someterse a una rinoplastia para recuperar su aspecto anterior y así pasar página de tan traumático recuerdo".

Y añade que "se ha demostrado que muchos accidentados han podido superar ciertas secuelas psicológicas típicas de un accidente de tráfico" tras someterse a esta cirugía.

Derribar complejos a causa de nuestra nariz

En ocasiones, nuestra nariz puede ser muy grande o con protuberancias, y tenemos claro que un arreglo nos aportaría un cambio total en el rostro. Se trata de pequeñas imperfecciones, que tenemos de nacimiento, y pueden llegar a provocarnos grandes complejos. Incluso nos pueden hacer sentir limitados en nuestras oportunidades.

"Son muchos los pacientes que han sentido inseguridad al percibir que su rostro perdía simetría porque habían nacido con la nariz torcida", nos revela nuestra especialista. Por eso, con la rinoplastia se abre la posibilidad de eliminar estas imperfecciones y que dejen de ser un problema.

Rinoplastia, antes y despuésRinoplastia, antes y después

Ganar confianza y seguridad

La especialista nos comenta que ha observado "una mejora de la salud y confianza" en los pacientes tras la operación. En un primer momento es difícil someterse a una operación de nariz, pero, después, se descubre que los resultados son los deseados.

Y es que, según se ha comprobado, el beneficio estético en la nariz implica, a su vez, una mejor percepción de nosotros mismos y de nuestras decisiones. "Proyectan una firmeza que les puede abrir fácilmente las puertas a más posibilidades", nos explica la Dra.

Curar problemas respiratorios como la apnea

Existen desviaciones del tabique nasal que provocan dificultades respiratorias y apneas. También para estos casos se puede valorar la opción de la rinoplastia. "Los resultados suelen ser muy buenos, devolviendo a la persona un nivel de salud adecuado", nos explica García-Dihinx.

Aunque el quirófano y el tiempo de recuperación generen algo de temor, es importante que valoremos sus beneficios y acudir a un profesional para que trate nuestro caso.

Etiquetas