Aunque las consultas referidas a posibles reacciones alérgicas a medicamentos son cada vez más frecuentes en los servicios de Alergología, aún existe un gran desconocimiento respecto a esta cuestión, además de numerosas leyendas urbanas que en ocasiones pueden jugarnos una mala pasada. Para evitar situaciones de riesgo y aclarar algunas dudas, las doctoras Lourdes Arochena Gonzalez y Mar Fernández Nieto, ambas especialistas del servicio de Alergología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, nos explican algunas cuestiones importantes sobre las alergias a medicamentos.

¿Por qué se origina la alergia a un medicamento?

La alergia se presenta como una respuesta inmunitaria en el cuerpo, que produce una reacción alérgica frente a algún fármaco que resulta perjudicial para nuestro organismo. En gran parte de los casos, viene originada por el principio activo, aunque en alguna ocasión se ha comprobado que el causante ha sido un excipiente. Cabe decir que la marca del medicamento no influye en el desarrollo de la alergia.

Si un medicamento produce una reacción adversa, ¿se trata siempre de alergia?

No siempre. Algunos síntomas son simples efectos secundarios conocidos y descritos que cualquier tipo de fármaco puede producir. Por ejemplo, es habitual que tengamos diarrea o aftas bucales tras un tratamiento con antibióticos; que tengamos sofocos, rojez de cara o una subida de tensión después de que nos pongan unas infiltraciones con corticoesteroides para tratar algún tipo de lesión articular, o notar un aumento de la frecuencia cardiaca después de que el dentista nos administre anestesia local, ya que contiene adrenalina.

Alergia a los medicamentos
¿Se pueden detectar las alergias con un análisis de sangre?

En la actualidad esta opción sólo es posible con un grupo de antibióticos, los betalactámicos, siempre y cuando la reacción se haya producido en los seis meses previos a la consulta. Con otros medicamentos se ha de seguir el protocolo descrito en las guías de procedimiento, según el cual primero se deben realizar pruebas en la piel y, si estas resultan negativas, continuar con una prueba de provocación con el fármaco en estudio, que puede durar varias horas o días.

¿Existe alguna prueba para detectar todas las alergias?

No, porque las pruebas que se realizan son preventivas y no predictivas, por lo que solo nos permiten descartar o comprobar la alergia a un determinado medicamento que nos ha provocado una reacción sospechosa o sugestiva, pero no conocer todas nuestras alergias.

También es importante destacar que los resultados no son determinantes; es decir, que, aunque en un momento de nuestra vida no presentemos reacción alérgica a un tipo de fármaco, con el tiempo podemos tenerla, ya que la alergia se desarrolla frente aquello que tomamos con más frecuencia. En este sentido cabe señalar que es extraño que un medicamento cause alergia la primera vez que se toma.

¿Es posible curar la alergia a los fármacos?

No, nunca. A veces puede ocurrir que las pruebas que se realizaron en un determinado momento para confirmar o desmentir una alergia no se realizaran correctamente, o que se hicieran hace mucho tiempo, cuando las pruebas aún no estaban estandarizadas. Por ello, es aconsejable realizar las pruebas en un servicio de Alergología reconocido que garantice su validez en el tiempo.

¿La alergia se puede prevenir?

Por el momento no es posible prevenirlas. Sin embargo, sí podemos evitar automedicarnos y seguir siempre las instrucciones médicas en cuanto al tratamiento prescrito, a fin de evitar la aparición de una reacción alérgica.

Etiquetas