Al igual que otras muchas alergias, la reacción a los animales es cada vez más frecuente y poco a poco van aumentando el número de hogares en los que la mascota se está convirtiendo en un problema. Para resolver todas las dudas sobre el tema, hemos hablado con nuestra especialista, la doctora Cristina Ortega Casanueva, alergóloga del Hospital Quirónsalud San José, quien nos ha ofrecido toda la información.

¿Qué animales suelen dar alergia?

Lo más frecuente es la alergia a los gatos, seguida de los perros, aunque cualquier animal de pelo, pluma o escamas puede ocasionarla, y dado que el abanico de animales que se acogen como mascota se está ampliando no solo a hámster, cobayas o conejos, sino también a hurones e incluso anfibios y reptiles.

¿Qué causa la alergia a los animales?

Se tiene la errónea convicción de que es el pelo lo que provoca la reacción, pero no es así. En realidad, la causa es la caspa. Para ser exactos, se trata de pequeñas partículas que se generan durante el cambio de piel, que se desprende en forma de pequeñas escamas. Cuando estas se inhalan o entran en contacto con las personas alérgicas se produce la reacción en forma de picor de nariz o de ojos, lagrimeo, estornudos, tos, pitidos en el pecho, fatiga respiratoria u otros síntomas característicos de la alergia en general.

¿Está amentando el número de casos?

Lo cierto es que, aunque no acabamos de conocer el porqué del aumento, sí se está produciendo un incremento de personas con este problema. Es posible que la respuesta sea tan sencilla como que cada vez hay más mascotas en los hogares, durmiendo dentro y conviviendo con las familias. Teniendo en cuenta que a menudo las mascotas duermen en el dormitorio infantil, que contiene peluches, alfombras y otros objetos que tienen a acumular pequeñas partículas.

Aalergia a los animales

¿Cómo detectar la alergia a los animales?

Si aparece picor de ojos, estornudos, tos, etc., es necesario estar atento a si los síntomas se producen al poco tiempo de haber estado en contacto con algún animal o incluso en una casa donde los haya, y también si desaparecen al abandonar el lugar. No olvidemos que la reacción se puede producir incluso si la mascota se encuentra en una jaula en otra habitación distinta a la que estemos nosotros.

Alergia incluso cuando el animal no está presente

Uno de los mayores problemas de este tipo de alergias es que pueden producirse en ausencia del animal, en los lugares donde vive habitualmente o pasa mucho tiempo, debido a que la caspa persiste suspendida en el aire durante bastante tiempo antes de depositarse y, aun así, puede removerse y volver a flotar, por lo que el ambiente siempre permanece cargado de alérgenos.

Síntomas de la alergia a los animales

Los signos que se presentan son similares a los habituales en cualquier alergia, como a los pólenes, es decir:

  • Moqueo
  • Picor de ojos
  • Lagrimeo
  • Tos
  • Pitidos en el pecho
  • Fatiga respiratoria

Etiquetas