Muchos de los destinos más apetecibles conllevan riesgos para la salud que, con las precauciones adecuadas, no tienen por qué suponer un problema. Como siempre, la prevención es la clave. Para eso están las unidades especialidades en el tema, donde tendrán en cuenta las patologías más frecuentes en el punto de destino.

Dolores Herrero Mendoza, responsable de la Consulta del Viajero de Hospital Universitario Quirónsalud MadridEste enlace se abrirá en una ventana nueva, explica que "las patologías más comunes en los viajes exóticos son la diarrea del viajero, las alteraciones cutáneas, las infecciones por parásitos o larvas, las erupciones por picaduras de insectos, la malaria y el dengue. En la consulta hacemos un consejo personalizado para cada paciente, dependiendo de la zona del mundo a la que se vaya a desplazar y del tipo y duración del viaje. No es lo mismo ir a Sudamérica que al sudeste asiático; los consejos tampoco son iguales si se va a dormir en un hotel en una zona urbana que si se va a un safari. Las enfermedades de riesgo de una zona u otra son diferentes, y también la actividad que se va a realizar indica un tipo de prevención u otra".

prevencion-viaje-exotico

En la consulta se comprueba que el calendario de vacunas esté al día y se informa de las necesarias según el destino. También se indica cómo prevenir la malaria, que "es uno de los campos más importantes de la consulta", tal y como nos cuenta la doctora.

Otro punto importante es la vigilancia a la vuelta del viaje, ya que la aparición de fiebre "puede ser síntoma de enfermedades graves como malaria. Es un síntoma que, en esta situación, se convierte en una urgencia médica".

A continuación, os facilitamos unos consejos a tener en cuenta antes, durante y después de viajar a un destino exótico.

Antes:

Realizar la profilaxis de la malaria con los fármacos indicados por el médico especialista.

Recibir las vacunas requeridas.

Contratar seguro médico.

Durante:

Usar repelentes antimosquito con una concentración superior al 30% de N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET).

Usar mosquiteras para dormir y llevar ropa adecuada.

Evitar comer en lugares de poca confianza y tener precaución con los alimentos que se ingieren.

Elegir bebidas embotelladas y evitar el consumo de hielos.

Evitar el contacto con el agua de ríos y lagos.

Lavarse las manos antes de las comidas.

Después:

Continuar con la medicación de profilaxis antimalárica siguiendo las instrucciones del médico.

Acudir a consulta si han existido complicaciones de salud durante el viaje, especialmente si se tiene fiebre.

Siempre que se acuda a citas médicas, comunicar que se ha viajado a un destino exótico.

Etiquetas