Pese a que las autoridades nos advierten año tras año, temporada tras temporada, nos dan consejos, nos transmiten precauciones, lanzan campañas… en España se producen aproximadamente 150.000 lesionados al año por accidentes de tráfico, con especial incidencia entre la población joven. La mayor parte de estas lesiones son de carácter leve o medio, aunque pueden ser múltiples y variadas. De ellas, el 50% se producen en la columna vertebral por el denominado latigazo cervical, seguidas de lesiones dorsales y lumbares, que representan un 34% de las contusiones producidas a nivel vertebral.

Consejos para una conducción segura

Está claro que lo mejor es prevenir los accidentes, de eso no cabe duda, pero también es cierto que la gravedad de las lesiones y sus secuelas pueden depender mucho de cómo se reaccione tras el suceso. Esto es debido en gran parte a que en los accidentes de tráfico se ven involucradas las fuerzas de aceleración y desaceleración, que pueden producir lesiones agudas y en algunos casos afectan lesiones preexistentes complicándolas. El doctor Diego Gómez, especialista de la Unidad de Tráfico y médico rehabilitador del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, insiste en la importancia de un tratamiento precoz para minimizar las secuelas físicas. "Desde el punto de vista médico es imprescidible que todo paciente implicado en un accidente de tráfico acuda a una valoración médica urgente, sea cual sea la gravedad que presenten sus lesiones", nos explica.

Por otro lado, es muy importante la colaboración de los diferentes especialistas que puedan ser necesarios a lo largo del proceso, ya que en muchos casos son varias las áreas implicadas en las lesiones. Por ello la unidad de tráfico de este centro está compuesta por un equipo multidisciplinar, con especialistas en traumatología, neurología, rehabiitación y fisioterapia, imprescindibles para una correcta recuperación.

Consejos para una conducción segura

Los especialistas del Hospital Quirónsalud Murcia aconsejan seguir estas pautas:

  • Descanso. No salir de viaje si no se ha descansado adecuadamente. Igualmente, se recomienda hacer un descanso cada hora y media para realizar estiramientos y parar al primer síntoma de cansancio.
  • Comidas ligeras y sin alcohol. Hay que tener en cuenta que las comidas copiosas causan somnolencia y las bebidas alcohólicas disminuyen los reflejos, aunque sean de baja graduación.
  • Correcta posición al volante. Las piernas deben ir ligeramente flexionadas y el respaldo ajustado de forma que las muñecas lleguen a la parte superior del volante.
  • Ropa cómoda y holgada, y calzado adecuado.

Etiquetas