Se trata de uno de esos trastornos que, pese a darse con relativa frecuencia, apenas son conocidos. Las personas que lo padecen presentan un desorden en su manera de relacionarse con el entorno que les dificulta el crecimiento personal. Estas alteraciones se producen en el desarrollo de la identidad, los vínculos afectivos y la regulación emocional, y por eso afectan a todos los aspectos de la vida cotidiana: la conducta, los sentimientos, la forma de entender el mundo y la capacidad de autogobierno personal.

Trastorno límite de la personalidad

Para ahondar en el estudio de esta patología, el Profesor Dr. José Luis Carrasco Perera ha abierto una nueva Unidad de Trastorno Límite de la PersonalidadEste enlace se abrirá en una ventana nueva en el complejo hospitalario Ruber Juan BravoEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Él mismo describe la enfermedad como "un trastorno del tipo impulsivo que a menudo deriva en episodios de autolesiones, intentos de suicidio o accesos incontenibles de ira, y que en algunas ocasiones se manifiesta también a través de trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia".

A qué edad se manifiesta el TLP

Generalmente el síndrome comienza a formarse entre los 14-15 años, aunque se pueden dar casos más tardíos y, a su vez, de mayor dificultad de tratamiento. Por eso es tan importante la detección precoz, antes de que los síntomas se presenten por completo.

Cuáles son los síntomas de esta enfermedad

Va acompañado de una notable inestabilidad emocional, que con mucha frecuencia va asociada a consumo de alcohol y otras drogas, adicciones comportamentales, inseguridad personal y déficit en el desarrollo de la personalidad. Sin embargo, el juicio de la realidad no se ve alterado, como ocurre con los trastornos psicóticos persistentes. Puede presentar violencia compulsiva ocasionalmente, aunque tiende más a la autolesión y a ser víctima de malos tratos. Un dato significativo: un 10% de los pacientes mueren por suicidio y otros muchos acaban falleciendo por causas relacionadas como intoxicaciones por drogas, accidentes o maltrato.

Qué causas puede tener este trastorno de personalidad

Se baraja la posibilidad de que exista una predisposición biológico-genética, aunque también afectan las vivencias en la educación, como la ausencia de vínculos saludables en la infancia, abusos o malos tratos o el consumo de sustancias en la preadolescencia.

Qué tratamiento tiene el TLP

El especialista nos comenta que el objetivo de su método es "el desarrollo de la persona y de los diferentes aspectos de su personalidad, a través de cinco ejes: autoimagen, fortaleza, inteligencia social, valores y sentido".

Etiquetas