Raro es el caso de un padre que no se llene de dudas ante la adolescencia de sus hijos e incluso en muchos casos se presentan situaciones difíciles que como adultos no sabemos resolver. Y es que esta etapa es particularmente complicada debido a la cantidad de cambios que se producen a un tiempo, tanto físicos como psíquicos, hormonales, emocionales… Se trata de unos años cargados de tempestades interiores que, por lo general, ni ellos mismos saben gestionar. Por eso es tan importante nuestro papel de acompañamiento y, en la medida posible, comprensión.

José Luis Carrasco Perera, director de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Complejo Hospitalario Ruber Juan BravoEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos comenta que "normalmente es complicado lidiar con los adolescentes, pero algunas veces la vida con ellos traspasa la complejidad para convertirse en un día a día demasiado difícil. Algunos jóvenes pierden el control de sus vidas en esta etapa y se muestran agresivos, de mal humor la mayor parte del tiempo y da la sensación de que hagamos lo que hagamos no acertamos en nuestras reacciones, ya que todo les molesta".

Precisamente para orientar a los padres que se encuentran en estas situaciones, el doctor ha elaborado una "Guía para padres de adolescentes malhumorados", disponible de forma gratuita (basta con ponerse en contacto con el centro). En ella se habla de las causas que originan los cambios de humor, de la diferencia entre personalidad, carácter y temperamento, y proporciona algunas herramientas para manejar estos repentinos cambios.

Signos de alerta para acudir al especialista

Cómo sobrevivir a la adolescencia de nuestros hijos

El doctor también advierte que en ocasiones no basta con intentar comprender a nuestros hijos, si su comportamiento trasvasa las barreras de lo que cabría esperar en la adolescencia, ya que con frecuencia se tiende a atribuir todo "a la edad", dejando que los posibles problemas crezcan y sean cada vez más difíciles de resolver. Para ayudarnos a detectar cuándo acudir al especialista, nos ha proporcionado unas pistas a las que estar atentos.

Las siguientes situaciones son indicios de la necesidad de consultar con el psicólogo:

  • El menor tiene problemas para respetar las normas del hogar
  • Acumula castigos
  • Saca malas notas y antes era buen estudiante
  • Insulta o agrede verbalmente de manera repetida
  • Miente
  • Roba
  • Consume alcohol o drogas
  • No sabemos cómo tratarle
  • Le tenemos miedo
  • No confiamos en él o ella
  • Estamos preocupados
  • Nos sentimos impotentes
Etiquetas