A todos nos encanta que nos besen los seres queridos, va en nuestra naturaleza. Queremos aprovechar estos días vacacionales, con más tiempo libre y el cuerpo y la mente más relajados, para darte aún más razones para besar y ser besados. Además de ser la expresión de afecto por excelencia, besar nos ayuda a mitigar el dolor y refuerza nuestro sistema inmunitario, y también libera endorfinas y hormonas como la dopamina y la oxitocina, ligadas al cariño y la ternura, según afirma la doctora Marina Sangonzalo Candel, psicóloga del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva. "Nos vincula a nuestros iguales, nos une a la familia y nos hace sentir íntimamente próximos a nuestra pareja".

fortalecer-defensas-beso

Además, hay que destacar que los besos proporcionan beneficios sea cual sea la situación. "Los besos apasionados de la etapa del enamoramiento, cuando aparecen los conflictos, ceden paso a besos familiares en la mejilla o besos cordiales, más propios de un ritual social que de personas que se aman", concreta la doctora. En la infancia este gesto de cariño tiene una importancia muy especial, ya que ayuda a los niños a crecer sanos y confiados, aunque en la adolescencia pueda aparecer cierto rechazo. "No se deje engañar por ese gesto, sigue necesitando amor y cariño en dosis adecuadas de besos y abrazos", advierte la especialista.

Etiquetas