Ser madre es, sin lugar a duda, una de las experiencias más importantes y especiales para muchas mujeres. No obstante, durante el embarazo el cuerpo de la mujer acusa una gran transformación, tanto a nivel físico como hormonal, para poder atender las necesidades del bebé. En algunas ocasiones, las consecuencias y cambios que sufre el cuerpo durante esta etapa pueden llegar a causar problemas de autoestima o de rechazo al propio cuerpo.

Aunque la prevención es la clave para evitar o minorizar estos problemas: seguir unos hábitos diarios correctos de alimentación, acudir a las revisiones médicas correspondientes y practicar algo de deporte, también existe la posibilidad de recurrir a diferentes tratamientos estéticos.

Cuáles son las principales zonas afectadas

  • El pecho. Aumenta notablemente durante el embarazo y, posteriormente, durante el período de lactancia sufre cambios continuos de volumen en periodos cortos de tiempo. Estos cambios afectan tanto a la calidad de la piel del pecho como a la propia mama.
  • Musculatura abdominal. Después del embarazo y el parto los músculos abdominales se resienten y algunas pacientes sufren de diástasis abdominal, una separación de los músculos rectos del abdomen que daña los tejidos que unen dichos músculos, produciendo un efecto de "descolgamiento" y flacidez.
  • Aumento de peso. Es uno de los cambios más visibles y evidentes, especialmente en la recta final del embarazo. Los kilos aumentan mes a mes, a la vez que crece la barriga.

La cirugía, una alternativa con garantías

Recuperar la figura tras un embarazo con cirugíaRecuperar la figura tras un embarazo con cirugía

El Dr. Israel Villena Alvarado, cirujano estético del Hospital Quirónsalud Vitoria, nos explica que es posible recuperar el cuerpo que teníamos y que, en algunos casos, incluso, se puede conseguir una figura más esbelta. Según afirma Villena, dos de los tratamientos más solicitados son:

  • Cirugías de pecho. Permiten recuperar y mejorar la forma y estética de las mamas y de la zona abdominal. Para mejorar el aspecto del pecho recomienda la mamoplastia o la mastopexia, cirugías que permiten recuperar el volumen y reposicionar el pecho caído, respectivamente. "El objetivo es conseguir que el pecho de la mujer vuelva a ser como antes del embarazo o, incluso, llegar a lograr que la paciente se sienta más satisfecha que antes con su nueva figura."
  • Cirugía abdominal. Para recuperar y mejorar la estética de la zona abdominal el Dr. Villena aconseja la abdominoplastia, una técnica que, como explica, "permitevolver a colocar los músculos del abdomen en su posición correcta y corrige otro tipo de "efectos secundarios" del embarazo como la flacidez cutánea, las estrías o los diferentes depósitos de grasa acumulados en la zona".

Cuándo recurrir a la cirugía

Antes de decidir pasar por quirófano es importante valorar algunas cuestiones que pueden afectar al resultado de los tratamientos.

  • Tiempo tras el parto. Es necesario dejar pasar un tiempo desde el parto y hasta que se realiza la cirugía. En el caso de la abdominoplastia el doctor recomienda esperar un año mientras que en la cirugía de mamas el período puede variar entre los seis meses y el año.
  • Futuros partos. Si la mujer tiene la intención de volver a ser mamá, debe tener en cuenta que los cambios pueden volver a producirse tras un nuevo embarazo, por lo que puede ser necesaria una nueva intervención.
Etiquetas