A todos nos preocupa la salud de nuestros mayores y, además, muchas veces nos enfrentamos a situaciones que no sabemos cómo resolver, muy especialmente cuando se trata de problemas de salud mental. La detección de la demencia es siempre un tema complicado de resolver. A menudo sus síntomas nos pasan desapercibidos, ya que solemos achacarlos a "cosas de la edad", cuando en ocasiones pueden significar algo más. Además, en su fase inicial, estas señales suelen ser sutiles y nada dramáticas, lo que contribuye a que no sean advertidos por el ámbito familiar.

deteccion-precoz-demencia-opt

Para tratar de detectar la demencia lo antes posible, el Hospital Quirónsalud BizkaiaEste enlace se abrirá en una ventana nueva ha puesto en marcha un test de exploración neurosicológica para la detección precoz de la demencia. Esta prueba permite identificar tempranamente la pérdida de capacidades cognitivas como la memoria, la atención, la orientación o el lenguaje, de manera que se puedan diagnosticar demencias de diversa índole, entre ellas el Alzhéimer.

El hecho de detectar de forma precoz estas patologías facilita que tanto el profesional como el paciente y sus familiares puedan abordar con mayores garantías las decisiones con respecto a la enfermedad y su tratamiento.

Una de las primeras funciones cognitivas que se deteriora el principio de la enfermedad del Alzheimer es la memoria. Generalmente comienza con pequeños olvidos acerca de los hechos más recientes, como lo que se ha comido ese día o quién ha llamado por teléfono. Otros signos son la dificultad para recordar nombres de objetos cotidianos, repetir varias veces la misma pregunta, olvidando que ya ha sido contestada, o colocar las cosas fuera de su sitio. Las personas que rodean al enfermo incipiente lo que detectan es una pérdida de interés por las cosas, falta de iniciativa en general, falta de atención y cambio de carácter. Cuando, finalmente, el paciente está incapacitado para llevar a cabo sus tareas habituales y pierde su independencia, que es cuando los familiares detectan la señal de alarma, la demencia ya está muy avanzada.

test-deteccion-demencia

El doctor Juan Carlos García-Moncó Carra, jefe de servicio de Neurología Este enlace se abrirá en una ventana nuevade este centro, nos explica que "la detección precoz permite tanto al paciente como a sus familiares acabar con la duda y la intranquilidad que producen estas patologías; les ayuda a saber a qué atenerse y a prepararse para el futuro".

El test puesto recientemente en marcha consiste, en primer lugar, por realizar una buena historia clínica, entrevistando a fondo al enfermo y a quienes conviven con él. Tras analizar la información obtenida, se procede a realizar una exploración neurosicológica con el fin de medir la capacidad intelectual, el nivel de aprendizaje y memoria, el grado de autonomía del sujeto en su vida cotidiana, el temperamento y la personalidad, el lenguaje, o la capacidad de atención y concentración, entre otros factores. Con todos estos datos adquiridos, el especialista está capacitado para determinar si existe o no demencia, y de forma tentativa, establecer el tipo de demencia y el grado de la misma. El especialista nos detalla que posteriormente "se podrá planificar y monitorizar la rehabilitación cognitiva o el tratamiento médico a seguir".

En ciertos casos se hace necesario completar este estudio con pruebas de imagen funcional y resonancia magnética.

Finalmente, el neurólogo puntualiza que, si bien no hay cura para la demencia, "existen medicaciones que pueden ayudar a retrasar la aparición de sus síntomas y a controlar los que ya estén patentes". Además, destaca la importancia de la terapia que emplea ejercicios de estimulación cognitiva (aquellos que implican actividad mental), ya que "pueden prolongar el periodo inicial de la enfermedad y ayudar a mantener la reserva cognitiva, es decir, la capacidad cognitiva e intelectual que una persona ha logrado acumular en su vida".

Etiquetas