Teniendo en cuenta que la hipertensión es el origen de la mayoría de las patologías cardiovasculares, parece lógico que se busquen soluciones que alivien el problema de una manera más natural que no sea depender de la medicación, al menos en la medida de lo posible.

En este sentido, los especialistas de los hospitales Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Torrevieja Este enlace se abrirá en una ventana nuevasostienen que dos de cada diez hipertensos podría llegar a prescindir de los fármacos con tan solo realizar ejercicio a diario. La explicación es que esta práctica conlleva la reducción de la presión arterial de cuatro a siete miligramos de mercurio, lo que es equiparable al efecto que producen algunos medicamentos.

Aliviar la tension con ejercicio

El doctor Juan Luján Martínez, cardiólogo del Hospital Quirónsalud TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos comenta que la mejor manera de mantener a raya la tensión es llevar un modo de vida saludable. Es decir, que basta con cuidar la alimentación y la actividad física. Por supuesto, también hay que tener en cuenta el tipo de vida que llevamos: el trabajo, si sufrimos estrés o si dedicamos el tiempo suficiente a disfrutar y a estar con nuestros seres cercanos. Sin olvidar, evidentemente, otros hábitos tóxico que también afectan a la tensión.

En líneas generales, existen una serie de recomendaciones para evitar tener la tensión arterial alta.

Consejos para prevenir la hipertensión

  • Evitar dietas hipercalóricas y ricas en azúcares. Se recomienda el consumo de vegetales, como frutas, verduras y legumbres, así como de productos naturales, no manufacturados o elaborados.
  • No solo se puede, sino que se deben consumir grasas saludables como las contenidas en el pescado o el aceite de oliva.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Practicar ejercicio tres o cuatro veces por semana, siempre acorde con nuestras características físicas. Esto, además, contribuirá a prevenir la obesidad y todas sus consecuencias negativas.
  • No fumar
  • Consumir alcohol en pequeñas cantidades (nomás de una copa de vino al día)
  • Llevar un control de la tensión arterial de manera regular a partir de los 40 años

Por otro lado, la doctora Catherine Lauwers Nelissen, cardióloga del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos advierte de que "a mayor presión arterial, mayor es la probabilidad de sufrir un infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, un ictus o enfermedad renal". Además, esta patología no presenta ningún síntoma, por lo que la forma más habitual de diagnosticar la hipertensión es durante una consulta rutinaria con el médico. "Es esencial que los pacientes se informen acerca de su enfermedad para poder evitar patologías más serias. La realización de controles periódicos de la presión arterial es fundamental para la detección y el control evolutivo de esta enfermedad", concluye la especialista.

Etiquetas