Efectivamente, solo una cuarta parte de las personas afectadas por la migraña reciben un tratamiento adecuado, y el 45% de los afectados ni siquiera están diagnosticados. Esto sorprende, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de una enfermedad que discapacita de forma parcial o total, y que las principales víctimas son mujeres de entre 20 y 50 años de edad, personas que se encuentran en un periodo de plena actividad personal y laboral.

Todo ello ha llevado a los doctores Jesús Porta-Etessam y Valentín Mateos Marcos, responsables de la Unidad Integral de Neurología del Hospital La LuzEste enlace se abrirá en una ventana nueva, a dirigir un estudio epidemiológico en el que han participado otros 70 neurólogos españoles. El objetivo fue evaluar los factores desencadenantes de la migraña e identificar las enfermedades que puedan influir en su aparición.

causas-migraña

Las conclusiones han sido claras. El factor que más influye es estrés, que mencionan el 68,9% de los pacientes que desarrollan este tipo de dolor de cabeza, acompañado de la falta de sueño, identificada en el 50,2% de los casos. De cerca le siguen la menstruación (con crisis fuera de la misma) y los cambios de tiempo atmosférico, que se muestran determinantes en un 40,7 y un 38,4% respectivamente. Los datos obtenidos se muestran en el gráfico, en el que se pueden ver todos los factores identificados en el estudio.

Los especialistas destacan también la influencia de la ingesta de alcohol en la migraña, que se se encuentra presente en un 24,6% de los casos. Sin embargo, hacen hincapié en que "la investigación aporta información sobre la fisiopatía de esta patología y a la vez echa por tierra ciertos mitos sobre esta dolencia como el que culpa a determinados alimentos de su aparición; de hecho, este factor aparece solo en un 20% de los casos", tal como nos explica el doctor Porta-Essam.

En cuanto a las enfermedades que pueden influir en la aparición de la migraña, las patologías psiquiátricas fueron claramente las más señaladas (el 12,1% de los migrañosos tienen al mismo tiempo alguna enfermedad psiquiátrica, casi siempre ansiedad o depresión), seguidas ya a distancia por las enfermedades digestivas, dermatológicas, respiratorias, neurológicas, cardiovasculares y otras.

El doctor Mateos señala la importancia de estos resultados ya que "la existencia de problemas médicos asociados puede ser decisiva a la hora de elegir el tratamiento para un paciente dado, bien porque se pueda utilizar un fármaco que resulte útil para los dos problemas, bien porque se evite la utilización de alguno que pueda empeorar la patología concomitante o que puedan, incluso, estar contraindicados", nos explica.

Por último, ambos especialistas resaltan la importancia del tratamiento personalizado de la migraña, dependiendo del grado de discapacidad, dejando los fármacos antiinflamatorios para los casos leves y recurriendo a la familia de los triptanes para tratar las crisis más graves.

Etiquetas