Lo que comúnmente se denominan manchas solares en la piel son en realidad un exceso de pigmentación y ocurren cuando el organismo produce una cantidad exagerada de melanina, que es la sustancia es la que da color a la piel, el cabello y los ojos.

Causas de las manchas solares

La doctora Nayra Patricia Merino de Paz, dermatóloga de los hospitales Quirónsalud TenerifeEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Costa AdejeEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que la causa principal de la aparición de estos oscurecimientos en la piel es la exposición prolongada al sol. Esto es fácil de entender si tenemos en cuenta que cuando tomamos el sol el cuerpo libera melanina para protegernos de los rayos UVA. Entonces la piel se vuelve más oscura, que es lo que nosotros conocemos como "ponerse moreno", y cuando dejamos de exponernos al sol, la piel se regenera y vuelve a su color habitual. Pero a medida que nos hacemos mayores esta capacidad de regeneración disminuye y pueden empezar a aparecer las manchas. Además, en edades avanzadas la piel es más frágil y se tiene mayor tendencia a que surja este problema.

También pueden aparecer por alteraciones hormonales o problemas genéticos, tratamientos dermatológicos o lesiones dermatológicas.

Normalmente aparecen en las zonas de mayor exposición solar, como el rostro, las manos y los brazos.

La doctora nos recuerda que también es importante recalcar que no todas las manchas que vemos en nuestra piel tienen por qué pertenecer a esta categoría de anomalía dermatológica, por lo que antes de entrar a considerar ningún tipo de tratamiento es conveniente acudir al especialista para que valore nuestras manchas y descarte lesiones importantes como el melanoma.

En cuanto a la manera de abordar estas manchas, la especialista nos comenta los distintos tratamientos que se emplean hoy en día en su consulta.

Cómo eliminar manchas solares

Opciones de tratamiento para las manchas solares

  • Cremas despigmentantes. Están basadas en sus principios activos, que suelen ser del tipo hidroquinona o ácido kójico, con potencial despigmentante, a los que se suele añadir una fórmula antioxidante y algún tipo de ácido para aumentar su potencia. El tratamiento es individualizado y seguido estrechamente por el especialista.
  • Mascarillas despigmentantes. Son similares a las anteriores, pero se aplican en consulta y potencian la acción de las cremas.
  • Peelings despigmentantes. Estos tratamientos dependen mucho del tipo de mancha solar que se quiera eliminar, y tienen como base la exfoliación.
  • Crioterapia y electrocoagulación. Se utilizan en los casos de léntigos solares simples o queratosis seborréicas.
  • Microneedling o microagujas. Combina el efecto de un ácido en solución con las microperforaciones causadas por las agujitas, y resulta muy eficaz incluso en pieles oscuras y fenotipos altos.
  • Tratamiento con luz. La más utilizada es la luz pulsada, pero cuenta con la desventaja de que hay una alta tasa de reaparición.
Etiquetas