Llega el buen el tiempo y parece que todo el mundo quiere estar guapo, delgado, moreno… ¿A cualquier precio? ¿A costa de nuestra salud? Porque una cosa es estar en forma y otra conseguir el aspecto ideal por encima de todo. Y, por si fuera poco, las revistas no paran de hablar de "las dietas de las celebrities", que hacen que muchas personas se pongan como meta objetivos inalcanzables a un precio desorbitado.

Peligro de las dietas milagro

Las familiarmente llamadas dietas milagro se caracterizan por prometer una rápida pérdida de peso en poco tiempo y con el mínimo esfuerzo. Y eso, evidentemente, es un buenísimo reclamo que atrae a personas de todos las edades y sexos. En este sentido, la doctora Carolina Pérez Iglesias, nutricionista de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Quirónsalud TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica por qué esto es un error y las consecuencias que puede tener: "La pérdida de grasa es y debe ser lenta. Si adelgazamos en muy poco tiempo, estamos perdiendo otro tipo de tejidos, como músculo o calcio de los huesos. Como norma general, no se debe perder más de un kilo a la semana; de hecho, lo más aconsejable es deshacernos de cinco o seis kilos en un par de meses".

Además, el hecho de que estas famosas dietas estén basadas en la reducción irracional de calorías y, por tanto, de la energía ingerida, tiene sus peligros. "Esta falta de energía provocada por la dieta hipocalórica es compensada por el organismo con la destrucción de proteínas, generando una importante pérdida de masa muscular y la probable aparición de cuerpos cetónicos, que constituyen un gran peligro para el organismo", añade la especialista.

Principales riesgos de las dietas milagro

Casi todas coinciden en el tipo de efectos perjudiciales que pueden producir en el organismo.

  • pérdida de minerales, como el calcio o el potasio
  • pérdida de vitaminas, algunas de ellas especialmente importantes en la pubertad y el embarazo
  • trastornos metabólicos
  • daños cardiovasculares, hepáticos y renales
  • en el plano psicológico pueden aparecer ansiedad, insomnio e irritabilidad
  • trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia.

Por todas estas razones, los especialistas insisten en la importancia de perder peso de una forma saludable y segura, lo que siempre implica hacerlo bajo la supervisión de un especialista y acompañada de una terapia psicológica que proporcione una educación dietética y fomente unos hábitos alimenticios saludables.

Etiquetas