Llega septiembre, se acaban las vacaciones de verano y toca volver al colegio. Muchos niños están entusiasmados con la idea de volver a ver a sus compañeros de clase, a sus profesores o de empezar el curso para aprender cosas nuevas. Para otros, sin embargo, tener que volver a la rutina puede suponer un gran esfuerzo, ya que durante el verano se han acostumbrado a un ritmo de vida más relajado, con menos tareas y responsabilidades.

Recomendaciones para hacer más fácil la vuelta al colegio

Retomar de nuevo los horarios del curso escolar implica tener que hacer una serie de cambios en el día a día que, muchas veces, puede resultar difícil para los pequeños. Por ello, es importante que padres y madres ayudemos a nuestros hijos a afrontar la vuelta al cole de manera positiva, preparándolos para los cambios que se producirán y haciendo que se familiaricen con las nuevas rutinas de la mejor manera posible.

Para ayudarnos en este proceso de adaptación y que la vuelta a clase sea más llevadera, el Dr. Jordi Sapena Grau, jefe de pediatría y neonatología del Centro Médico TeknonEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos da los siguientes consejos:

Adelantar la adaptación de los horarios

Es recomendable cambiar de forma progresiva los horarios y rutinas de los pequeños, una o dos semanas antes de que empiece el colegio. De esta forma los niños y niñas pueden ir acostumbrándose poco a poco al nuevo ritmo del curso escolar sin sentirse agobiados.

Adaptar las horas y ritmos de sueño

Es importante definir y mantener unas rutinas de sueño adecuadas y establecer unos horarios para las comidas, para los deberes o para el ocio. Además, tener un buen descanso es esencial en jóvenes y niños, ya que la falta de sueño y los cambios de horario repentinos pueden alterar sus ritmos biológicos, provocándoles irritabilidad, somnolencia o mal humor.

Cómo preparar la vuelta al coleCómo preparar la vuelta al cole

Apoyarles en su vuelta al cole

El experto asegura que "el primer día de colegio, sea o no el primer año, produce en los más pequeños un síndrome de separación que lleva a una situación de estrés y ansiedad" por lo que es importante que papás, mamás y familiares apoyen a los niños y les animen en su nueva aventura, explicándoles todo lo bueno de empezar o volver al colegio.

Las actividades extraescolares

Son una buena opción como complemento a la actividad escolar pero nunca han de suponer una carga. Es importante que tengan una base lúdica y que resulten de interés para ellos, fundamentalmente para que no que la perciban como una obligación. En este sentido, es bueno conocer los gustos y habilidades de los niños a la hora de elegirlas.

Prevenir las infecciones y los contagios típicos del cole

En este nuevo proceso de adaptación también es esencial vigilar la salud de los menores. Con la vuelta a clase aumenta la exposición a virus, bacterias y parásitos y, como consecuencia, las posibilidades de enfermar. Por ello, el doctor Sapena recomienda:

  • Enseñar a los niños unas pautas de higiene mínima como taparse la mano al toser, cepillarse los dientes después de las comidas o lavarse las manos periódicamente.
  • Instaurar unos hábitos de vida saludables en sus día a día.
  • Mantener una dieta equilibrada y variada que aporte a los pequeños todos los nutrientes que necesitan para tener un estado de salud óptimo.
  • No llevar nunca a nuestro hijo/a al colegio si tiene fiebre o alguna enfermedad que resulte potencialmente contagiosa.

Además de estas pautas, el doctor Sapena comenta que "es aconsejable una revisión oftalmológica una vez al año, aunque el niño no presente síntomas" para prevenir posibles patologías de la vista, y controlar el peso de las mochilas y las posturas que adoptan los niños cuando están sentados para evitar posibles problemas de espalda o deformaciones de la columna.

Etiquetas