Hay determinados destinos que requieren una atención especial a la hora de preparar el viaje. Son esos que suenan fantásticos y que dan tanta envidia cuando los oímos en boca de los demás, por su exotismo, originalidad y, en gran parte, por la poca frecuencia con la que se pueden hacer este tipo de viajes.

Sin embargo, para que este destino de ensueño no se convierta en una pesadilla, es imprescindible tomar una serie de precauciones sanitarias, que son muy sencillas, y que tenidas en cuenta nos salvarán de situaciones indeseables.

Consejos para un viaje exótico

La doctora Ángeles Castejón Gómez, coordinadora del servicio de Urgencias del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos comenta que "los viajeros que quieran visitar un país en desarrollo deberían acudir al médico entre cuatro y seis semanas antes del viaje, sobre todo si se requiere vacunación. No obstante, también el viajero de última hora puede beneficiarse de una visita al médico, el cual determinará si debe vacunarse, tomar medicación antipalúdica y otras medidas específicas".

Por otro lado, en estos países en vías de desarrollo, es posible que no se puedan encontrar algunos medicamentos, por lo que también es conveniente llevar un botiquín básico. Igualmente, dependiendo del destino, también es aconsejable incluir artículos para la higiene dental, ocular (lentes de contacto), de piel y personal. En los casos en los que se necesite una determinada medicación, además habrá que viajar con los fármacos que tengamos prescritos. Eso sí, hay que acompañarlos de un documento que certifique que el viajero los requiere para su uso personal e incluso en ocasiones se solicita un certificado de la administración sanitaria.

Para evitar problemas surgidos por robos o extravíos, lo mejor es que estos artículos viajen en un bolso de mano junto con un duplicado en el equipaje facturado.

Mención especial merecen los enfermos crónicos o las personas que por edad o situación personal (como puede ser un embarazo) necesiten cuidados especiales. La doctora Gemma Ramón García, responsable de la Unidad de Chequeos y especialista en Medicina de Familia del Hospital Quirónsalud TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "los enfermos crónicos, además de la medicación necesaria para el viaje y toda la estancia, deben llevar, el nombre de su médico y los detalles para poder contactar con él, junto con información de su enfermedad y el tratamiento: nombre de medicamentos por principio activo y las dosis prescritas. En la aduana podrían requerir una carta del médico certificando la necesidad de algunos medicamentos o artículos como jeringuillas.

A la vuelta del viaje, si se presenta algún síntoma como fiebre, diarrea persistente, vómitos, ictericia, trastornos urinarios o de la piel o infecciones genitales, habrá que someterse a un examen médico.

Etiquetas