En estas épocas en las que se producen tantos desplazamientos por carretera es habitual escuchar y leer todo tipo de consejos para que el viaje sea seguro: moderar la velocidad, descansar cada cierto tiempo, no hacer comidas pesadas y, por supuesto, no ingerir alcohol. Pero hay un factor de riesgo mucho más generalizado y del que se habla menos, que son las excesivas temperaturas. Según algunos estudios, pueden ser las causantes de un 17% de los accidentes de tráfico, ya que el calor provoca una reducción del tiempo de reacción y aumenta el riesgo de cometer errores durante la conducción. Para hacernos una idea de lo peligroso que puede llegar a ser, baste decir que una temperatura interior del coche entre 35 y 40º hace que el conductor deje de percibir entre el 15 y el 20% de las señales de tráfico e incremente sus errores hasta un 35%. Es decir, esos niveles de calor pueden equivaler en riesgo a haber bebido cinco cervezas.

El doctor Fulgencio Molina Zapata, jefe del servicio de Urgencias del Hospital Quirónsalud Murcia, nos explica cómo afecta el calor a nuestro comportamiento: "El exceso de temperatura que captamos en nuestra superficie corporal se transmite a un área de nuestro cerebro, el hipotálamo. Esta glándula, además de regular nuestra temperatura corporal, cumple otras funciones como el control de nuestros estados de ánimo, modula el sueño y permite la capacidad de reacción ante ciertas circunstancias inesperadas".

Efectos del calor en la conducción

Como consecuencia de la acción del calor sobre el hipotálamo, se pueden producir los siguientes problemas:

Conducir con calor provoca accidentesConducir con calor provoca accidentes

  • Fatiga
  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Agresividad
  • Merma de la concentración y atención

Consejos para conducir con mayor seguridad

El especialista nos ha ofrecido unas recomendaciones generales para minimizar los riesgos de conducir con calor, y otros más generales para disminuir el riesgo de accidentes.

  • Evitar viajar a las horas de más calor, y hacerlo a primera hora de la mañana o última de la tarde, pero a poder ser con luz diurna
  • Estacionar el coche a la sombra y, en caso de no ser posible, dejar colocados parasoles. Esto consigue disminuir la temperatura interior hasta 15º por debajo de la exterior.
  • Beber agua en el coche en veranoBeber agua en el coche en veranoConviene igualar las temperaturas de dentro y fuera del coche, por lo que es recomendable bajar las ventanillas antes de empezar la conducción. Si ponemos el aire acondicionado, debe estar a 21 o 22º y no dirigirse directamente hacia el cuerpo.
  • Llevar siempre bebidas en el coche, muy especialmente si se viaja con niños o personas mayores.
  • Usar gafas de sol y ropa cómoda y holgada.
  • Elegir un calzado que se ajuste al pie, evitando sandalias y chanclas.
  • Parar cada dos horas o 200 km.
  • Antes del viaje o en las paradas, tomar alimentos ligeros como frutas y ensaladas.
Etiquetas