Hoy por hoy, España tiene el doble de embarazos de este tipo que el resto de la Unión Europea. La explicación hay que buscarla en diferentes factores, pero parece claro que uno de los motivos fundamentales es el retraso en la edad media a la que se quedan encintas las mujeres españolas, ya que las mayores de 30 años tienen más probabilidad de lograr este tipo de embarazos.

La doctora Katy de Paco Matallana, especialista del Instituto de Reproducción Asistida Quirónsalud Dexeus MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos lo explica así: "en el caso del retraso de la maternidad, la concepción natural de la gestación bicorial aumenta cuatro veces entre los 15 y los 35 años, y este es uno de los factores que incide en el aumento de las gestaciones múltiples".

Bebés gemelos

Factores que influyen en que se produzca un embarazo múltiple

  • La genética. Los antecedentes familiares de gestación múltiple aumentan las probabilidades de este que se produzca.
  • Embarazos previos. Si la mujer ha tenido ya varios, la posibilidad de tener mellizos también se ve incrementada.
  • Embarazo tardío. Cuanto mayor es la edad de la mujer, más probabilidad tiene de una doble ovulación, especialmente entre los 30 y los 35 años.
  • Técnicas de fertilidad. Los medicamentos que se administran buscando mejorar la fertilidad, y que están dirigidos a estimular los ovarios para que produzcan múltiples óvulos, y las técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro, incrementan considerablemente la incidencia del embarazo múltiple.

Los riesgos añadidos de los embarazos múltiples

Las gestaciones gemelares tienen más complicaciones que las sencillas. Una de las más importantes es el parto antes de finalizar el periodo normal de embarazo (pretérmino), es decir, el aumento de bebés prematuros antes de la semana 37, que alcanza el 50% de los casos. Por eso, si en cualquier embarazo el seguimiento y el diagnóstico prenatal son básicos, en estos casos se convierten en algo de vital importancia, ya que es la manera de conocer la corionicidad, las malformaciones fetales, el parto pretérmino y otras posibles complicaciones relacionadas con la gestación múltiple. Más que nunca, es necesario realizarse ecografías periódicas de varían en función de que exista una o dos placentas, aunque en general las más importantes son las de las semanas 12 y 20, que son clave para el diagnóstico de malformaciones y el cribado de cromosomopatías.

Etiquetas