El invierno es una época idea para poner a punto nuestra piel y corregir algunos defectos que hayan podido aparecer, en casi todos los casos, a consecuencia de la exposición al sol. El ejemplo más claro son lo que comúnmente llamamos "manchas solares", y que pueden ser principalmente de dos tipos.

Tipos de manchas en la piel

Melasma

Lentigo solarLentigo solar

Se trata de una hiperpigmentación difusa de pequeño tamaño que puede tener distintas coloraciones, que normalmente van desde el gris ceniza hasta el marrón oscuro. Las zonas más frecuentes de aparición son la frente, las mejillas, el dorso nasal, encima del labio, el mentón, los miembros superiores y el escote. Se puede presentar durante o tras el embarazo.

Lentigos solares

También llamadas "manchas de la edad", son pequeñas y presentan una coloración variable de marrones más claros o más oscuros. Son más frecuentes en personas de piel clara y también a partir de los 40 años, ya que la piel pierde la capacidad de regeneración.

Aunque son similares a las pecas, a diferencia de estas, persisten cuando cesa la exposición al sol.

Existen otras manchas que pueden presentarse también en áreas como escote, espalda y miembros inferiores, y dependen del daño solar, medicación, exposición a químicos y el tipo de piel de los pacientes. Así, pacientes con piel más clara tendrán una mayor tendencia a presentar este tipo de lesiones.

Ante todo, fotoprotección

Esta es la base para cualquier tratamiento. La doctora Marina Rodríguez Martín, dermatóloga de los hospitales Quirónsalud Tenerife y Costa Adeje, nos recuerda que "siempre debe usarse un protector de factor 30 o superior y realizar las renovaciones adecuadas, cada 2 horas, en las áreas expuestas.

Tratamientos para eliminar las manchas

Los más frecuentes son los peelings, ya que en poco tiempo se obtiene mejoría, y no solo de la pigmentación, sino también de otros factores como la textura y luminosidad de la piel e incluso los signos leves de foto-envejecimiento como hiperqueratosis, arrugas finas, alteraciones del color, piel opaca, tonalidad amarillenta, etc. Existen distintos tipos en función de la intensidad.

Peeling para eliminar manchas solaresPeeling para eliminar manchas solares

Tipos de peelings:

Peeling superficial medio

Trabaja a nivel de epidermis y dermis superficial, por lo que no tratan el problema en profundidad, pero cuentan con la ventaja de producir solo rojez u una descamación fina, que se puede compaginar con la actividad diaria. Son los más usados debido a su buena tolerancia y su alta efectividad, sin precisar tiempo de descanso de la vida rutinaria.

Peeling profundo

El tratamiento es a nivel de la dermis profunda, por lo que genera una exfoliación más intensa. El problema es que puede originar sangrado y costras, lo que suele requerir un tiempo de reposo, lejos de la rutina durante una o dos semanas.

Otras técnicas

Existen otras terapias físicas como la radiofrecuencia, el láser, la luz pulsada o la crioterapia, que también pueden ayudar a mejorar la tonalidad y la textura de la piel.

La clave está en la continuidad

Como en casi todos los tratamientos estéticos, uno de los puntos más importantes es la constancia, tanto con la fotoprotección como con los tratamientos. Por tanto, una vez obtenido el resultado deseado, es necesario seguir el tratamiento de mantenimiento recomendado por el especialista. Y en verano, no olvidar que la protección solar debe ser aún más intensa y consultar al dermatólogo sobre los tratamientos despigmentantes válidos para los meses de alta radiación UV.

Etiquetas