Propiedades como el color, el olor o la cantidad de espuma pueden ser clave a la hora de interpretar correctamente la apariencia de nuestra orina y detectar diversas enfermedades. El doctor Juan Pablo Burgués Gasión, del servicio de Urología del Hospital Quirónsalud PalmaplanasEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica detalladamente qué aspectos debemos tener en cuenta para analizar visual y olfativamente nuestra orina, y qué conclusiones podemos sacar de este examen. Observemos que, en todos los casos, el color de la orina puede venir dado por el consumo de ciertos alimentos que actúan como pigmentos naturales.

Significado del color de la orina

Orina amarillo claro

Este es el color normal, proporcionado por un componente de la orina, la urobilina, disuelto en el agua. En cuanto a la tonalidad más o menos clara del amarillo, variará en función de la cantidad de agua que hayamos consumido: má clara si hemos bebido mucho y más oscura si hemos bebido menos. Un dato a tener en cuenta: si es muy clara sin haber bebido gran cantidad de agua, puede ser una señal de diabetes.

Orina anaranjada

Puede ser debido al consumo de zanahoria o remolacha. Pero también puede indicar algún problema de hígado, por lo que si no se han ingerido estos productos es mejor consultar al médico.

Orina azul verdosa

Los alimentos que pueden causar estas tonalidades son los espárragos y algunos colorantes alimentarios. El color también lo pueden originar algunas bacterias que producen infecciones de orina.

Orina color café

La ingesta de ciertos productos como las alubias, los frijoles o las habas puede producir este color en la orina. Pero también una deshidratación intensa o algunos problemas hepáticos.

Orina rosada o rojiza

Además de los arándanos y otros alimentos rojos, la causa de este color puede ser el ejercicio físico intenso. Pero, en ausencia de estos factores, estos tonos son indicativos de la presencia de sangre en la orina, que a su vez puede ser debida a una infección, una piedra en el riñón o por causas más peligrosas como cáncer de vejiga o de la vía urinaria. Si la orina es roja, es necesario consultar con un urólogo lo antes posible.

Orina con fuerte olor

Normalmente es causado por la ingesta de café o espárragos, aunque el olor también puede ser provocado por una infección de orina.

Orina turbia

Una posible causa son los cálculos de la vía urinaria. Pero si este aspecto en la orina va acompañado de un fuerte olor y ganas de orinar con mucha frecuencia, es síntoma de una infección de orina.

Orina espumosa

Esto es indicio de la presencia de proteínas en la orina, que debe ser siempre estudiada para comprobar si se trata de un exceso de proteínas en la dieta o de un problema renal.

Como norma general, cuando se detecta alguna alteración en la orina el especialista recomienda esperar 24 horas y observar si se corrige por sí sola. Si el problema persiste o viene acompañado de otros signos como dolor o fiebre, es necesario acudir a la consulta del médico.

Etiquetas