La pérdida del pelo es una de las cuestiones que más afectan a nivel estético, tanto a hombres como a mujeres. La herencia genética es, duda, un factor clave de este problema, pero no el único. A menudo se nos olvida que nosotros tenemos en nuestras manos propiciar o evitar que se nos caiga el pelo. Por ejemplo, los hábitos de vida no saludables, la contaminación y el estrés debilitan el cabello y aceleran el proceso de caída, por lo que debemos tratar de corregir estas situaciones.

También es cierto que, por lo general, son más los hombres afectados que las mujeres. De hecho, aproximadamente el 50% de la población masculina española padece alopecia a los 50 años, porcentaje que se ve incrementado en un 10% cada diez años. Frente a estas cifras, las mujeres retrasan el problema hasta la menopausia, época tras la cual la mitad de la población femenina sufre una pérdida significativa de cabello. Esto se explica por una reducción de las hormonas femeninas e incremento de las masculinas, así como por otros trastornos que pueden acompañar este periodo, como anemias, problemas de tiroides o dietas inadecuadas.Causas y tratamientos de la alopeciaCausas y tratamientos de la alopecia

Sin embargo, la sociedad tiende a admitir más fácilmente la calvicie masculina que la de las mujeres, que siguen encontrando un serio problema de aceptación social por lo que su autoestima se ve afectada, en ocasiones gravemente.

Tratamientos para la alopecia

La doctora Laura Caicedo Albarello, especialista en Medicina Estética y Capilar de los hospitales Quirónsalud de MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y AlbaceteEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "los tratamientos actuales van dirigidos a prevenir el avance de la alopecia y a fortalecer los cabellos debilitados para mejorar el calibre o grosor del pelo y dar una mayor cobertura y densidad.

  • Tratamiento farmacológico. El más eficaz es el monoxidil tópico y los antiandrógenos orales. Como curiosidad, cabe destacar que el monoxidil de administraba vía oral para tratar la hipertensión arterial, por su efecto vasodilatador. Pero se observó un efecto secundario consistente en la aparición de vello, por lo que se planteó su uso para la alopecia, se obtuvo la fórmula magistral enriquecida en forma de solución alcohólica de aplicación tópica.
  • Mesoterapia regenerativa. La especialista nos indica que se ha comprobado la mejora de la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que es vital para un crecimiento sano del cabello. Además, prolonga la vida natural del pelo y aumenta del número de cabellos en fase de crecimiento.
  • Trasplante capilar. Se recurre a esta opción cuando los tratamientos farmacológico y regenerativo no obtienen resultados. Esta solución estética repuebla las áreas que han perdido densidad capilar de manera irreversible con folículos de pelo del propio paciente. Se trata de un procedimiento rápido e indoloro.
Etiquetas