Porque cada vez debemos tomar mayor conciencia del peligro que supone la exposición a los rayos del sol, también cada vez son más los avances que hay para evitar sus efectos nocivos. Para hablar de este tema y descubrir las novedades que nos pueden ayudar a disfrutar del sol de forma saludable, nos hemos acercado a nuestra especialista Maria Silvina Gaglio de Grecco, del servicio de Medicina Estética del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, quien nos ha desvelado lo último en fotoprotección.

¿Qué es la fotoprotección integral?

Para protegernos realmente del efecto de la radiación ultravioleta presente en los rayos solares debemos tener en cuenta el daño oxidativo que estas provocan y centrarnos en prevenirlo. De hecho, el concepto de fotoprotección está cambiando y hay que ampliarlo a una idea más general: lo que llamamos fotoprotección integral, en la que se trata de fortalecer los sistemas oxidantes naturales.

¿Cómo se pueden potenciar los antioxidantes del organismo?

Existen sustancias antioxidantes que se pueden administrar de forma tópica o sistémica, y que son capaces de contrarrestar los efectos nocivos de las especies reactivas de oxígeno. Para su correcta administración hay que tener en cuenta que, de forma natural, los antioxidantes innatos están presentes en la piel, siempre en mayores cantidades en las zonas más expuestas al sol. Por tanto, se pueden reforzar mediante aplicación intradérmica o mesoterápica de determinadas vitaminas o minerales con capacidad antioxidante en la cara, escote, dorso de la mano, etc.

Efectos de los rayos UVA y UVB en la piel
Efectos de los rayos UVA y UVB en la piel

¿Cuáles son estas sustancias antioxidantes que se pueden administrar?

Desde hace unos años, se está investigando en una amplia gama de sustancias antioxidantes con actividad fotoprotectora. Entre ellas destacan:

  • Teaflavinas del té negro
  • Aminoácidos tipo micosporina derivados de las algas
  • Picnogenol
  • Licopeno
  • Cafeína
  • Ubiquinona

De hecho, muchas de ellas ya se están empleando en Dermocosmética para retrasar en fotoenvejecimiento y la tendencia es añadir estos fotoprotectores a las cremas antienvejecimiento.

Beneficios de los tratamientos fotoprotectores

  • Efecto preventivo, ya que ayuda a evitar la formación de radicales libres
  • Acción reparadora, mediante la reparación endógena del daño causado por estas moléculas
  • Secuestrador de radicales libres que se hayan podido formar

¿Cuándo se debe aplicar el tratamiento?

Lo ideal es comenzar antes de que tenga lugar la exposición solar, sometiéndose a entre tres y seis sesiones, y después completarlo al regresar de vacaciones.

¿Es apto para todos o tiene inconvenientes?

En general, está indicado para cualquier persona, aunque por supuesto será el dermatólogo quien indique el tipo de terapia más idónea para cada caso. Además, cuenta con la ventaja de que no suelen producirse complicaciones y, de haberlas, son muy leves, como hematomas en los puntos de aplicación, ligeras irritaciones, etc.

Etiquetas