El término POSE se refiere a las siglas inglesas de Primary Obesity Surgery Endoluminal (Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad). Se trata de una técnica endoscópica que tiene como fin reducir la capacidad del estómago para que el paciente perciba la sensación de saciedad con menor cantidad de comida y pueda por tanto perder peso de una forma menos sacrificada.

Método POSE Dr. López Viedma

En qué consiste la operación POSE

El procedimiento se lleva a cabo vía endoscopia, es decir, a través de la boca se introducen los materiales requeridos para la intervención, sin necesidad de practicar ninguna incisión. De esta manera son introducidas las pinzas que retraen los pliegues gástricos y dejan, una vez retraídas también las suturas, el estómago tubulizado, lo que consigue que cuando el paciente coma se sacie mucho antes y por tanto coma menos.

El doctor Bartolomé López Viedma, especialista en Aparato digestivo del Hospital Quirónsalud Ciudad Real, nos explica que "no solo se reduce el tamaño de la cavidad gástrica, sino que además se modifica la motilidad del estómago y se altera la función hormonal que tiene en el proceso digestivo, de modo que el estómago se vacía más lentamente, con lo cual la sensación de saciedad es mayor y más precoz, potenciando aún más el efecto de las propias suturas y de la reducción de la cavidad gástrica".

¿Cuánto dura el procedimiento?

El procedimiento tiene una duración de entre 60 y 90 minutos. Además, al tratarse de una técnica mínimamente invasiva, solo requiere unas horas de recuperación y control en una unidad hospitalaria, por lo que la estancia en el centro es muy breve. De hecho, el paciente puede estar en el mismo día de alta en casa e incluso incorporarse a sus actividades diarias en tan solo 24 horas.

Casos en los que está indicada la intervención POSE

Este método está indicado para excesos de peso de entre 15 y 35 kg, es decir, obesidades de tipo I y II. Sin embargo, no es aconsejable para pacientes con obesidad mórbida, que necesitan otras soluciones.

Ventajas del método POSE frente a otras cirugías de obesidad

El procedimiento es endoscópico, por lo que no es necesaria ninguna incisión, y eso automáticamente implica una serie de ventajas:

  • Menor riesgo de infecciones y complicaciones asociadas a la intervención
  • Menor tiempo de recuperación
  • Menos molestias postquirúrgicas
  • Ausencia de cicatrices

Etiquetas