Este nuevo sistema ha revolucionado la forma de trabajar de los especialistas del sevicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Quirónsalud MadridEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

En qué consiste el nuevo método

Las muestras se preparan de la manera habitual en laminillas, que son posteriormente escaneadas y quedan digitalizadas en alta resolución. Cada preparación se traduce de esta manera en un archivo que queda almacenado en un servidor, al que los especialistas podrán acceder para analizar las pruebas.

Anatomía patológica digital

El doctor Agustín Acevedo Barberá, jefe del servicio de Anatomía Patológica de este centro, nos lo explica con sus propias palabras: "Una vez elegida cada prueba que vamos a estudiar, se abre en una pantalla de alta resolución donde vemos la muestra igual que si lo hiciéramos a través del microscopio. Nos podemos mover a través de la muestra, y acercarnos o alejarnos al igual que lo haría con el microscopio. Además, la tecnología digital nos permite aplicar algoritmos a la imagen que nos ayudan en el diagnóstico; por ejemplo, en muestras de cáncer de mama ayuda a contabilizar las células que están dividiéndose. Este dato es muy importante, porque el índice de proliferación ayuda a establecer el tratamiento más adecuado y a personalizarlo para cada paciente".

Trabajo en equipo

Una de las grandes ventajas de esta tecnología es que permite compartir las muestras entre profesionales de diferentes centros, ciudades o países. Esto no solo ayuda a la hora de intercambiar opiniones sobre el diagnóstico correcto, sino que facilita el estudio de cada caso particular que se lleva a las sesiones y comités y sirve de herramienta en docencia. "Se puede consultar de inmediato con compañeros que estén a muchos kilómetros de distancia a los que solo les envío un hipervínculo y pueden ver las muestras como lo hago yo en mi ordenador. Esto me ayuda también a preparar los comités de tumores y a ofrecer a los alumnos ejemplos de forma muy sencilla", nos detalla el especialista.

Seguimiento de pacientes

"Las nuevas herramientas ayudan a acceder más fácilmente a las pruebas, tener más información de ellas, a compartirlas con compañeros e incluso comparar cómo ha evolucionado un paciente. Por ejemplo, en el seguimiento de los tumores, se pueden comparar los cambios celulares y moleculares durante las recaídas o las variaciones en la intensidad de los cambios en las biopsias de procesos inflamatorios. Todo para poder ofrecer un tratamiento más personalizado", concluye el doctor.

Etiquetas