La hipersudoración o hiperhidrosis consiste en un exceso en la producción de sudor en una o varias zonas del organismo, de forma bilateral y simétrica, y afecta aproximadamente a un 3% de la población. Por lo general se presenta en manos, axilas y plantas de los pies, y suele provocar trastornos de carácter social y laboral.

Hasta ahora lo más frecuente para remediar este problema era el empleo de soluciones temporales como las cosméticas (cremas, geles o películas barrera), en general poco efectivas. Otro procedimiento consiste en inyectar bótox, pero su efecto tiene una duración máxima de 7 meses, después de los cuales resulta necesario repetir el tratamiento.

nueva-solucion-hipersudoracion

Por suerte para los afectados, recientemente se ha empezado a emplear una innovadora técnica que resuelve el problema de forma definitiva. Se llama simpatectomía torácica y consiste en la interrupción de la cadena nerviosa torácica, lo que elimina el impulso nervioso que causa la sudoración y, por tanto, elimina el problema. El doctor Roberto Mongil Poce, jefe de servicio de Cirugía torácica de Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica cómo se lleva a cabo: "se realiza una pequeña incisión en la axila y, a través de laparoscopia, se localiza la cadena simpática y se interrumpe a uno o dos niveles en función de la localización e intensidad de la sudoración". Este procedimiento cuenta con las ventajas de ser mínimamente invasivo, definitivo e inmediato.

"Es mínimamente invasivo, ya que se realiza a través de una diminuta incisión en cada axila con la ayuda de una cámara milimétrica. Es definitivo porque tras la intervención cesa la sudoración para siempre. Y es inmediato porque su efecto es percibido por el paciente desde que se despierta de la anestesia", concluye el cirujano.

Etiquetas