El término Superpath hace referencia a sus siglas inglesas Supracapsular Percutaneous Assisted Total Hip Replacement (prótesis total de cadera por vía supracapsular percutánea asistida). Se trata de un abordaje quirúrgico mucho más conservador que el que habitualmente se lleva a cabo, lo que se traduce en que las secuelas se reducen casi hasta la nulidad y la recuperación es mucho más temprana.

Nueva técnica de cirugía para prótesis de cadera

La técnica está recomendada para pacientes que, pese a su avanzada edad (en torno a 70 años), necesitan continuar con una actividad moderada. Actualmente y se está ofreciendo a casos seleccionados en la Unidad de Cadera dirigida con el doctor Manel Ribas Fernández, del Hospital Universitario Dexeus del Grupo QuirónsaludEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Para ello fue necesario conseguir la acreditación correspondiente tras una preparación previa en Estados Unidos.

El especialista nos explica que con este procedimiento "no se desinserta absolutamente ningún músculo y la cápsula articular permanece intacta, con lo que el proceso de recuperación es mucho más rápido, comparado no solo con las técnicas convencionales de implantación de prótesis total de cadera, sino también respecto a otras técnicas miniinvasivas como pueden ser la anterior, anterolateral y posterior".

Para que lo entendamos, la prótesis colocada se sostiene gracias a la cápsula de la articulación que, mediante esta técnica, se mantiene intacta. De esta manera se evita en gran medida la necesidad de recambio de la prótesis que, según los datos más recientes, se produce más por inestabilidad que por desgaste de la misma.

Otra secuela posterior habitual tras la colocación de prótesis como puede ser la diferencia de longitud entre las extremidades, conocida como dismetría, también se evita mediante este tipo de cirugía, ya que, al no alterarse la cápsula, tampoco se altera la longitud de la pierna.

Teniendo en cuenta que en España se realizan alrededor de 30.000 intervenciones de reemplazo de cadera. y que es previsible que la cifra siga aumentando año tras año debido al incremento en la esperanza de vida, encontrar medios que mejoren los resultados, disminuyan las secuelas y acorten los periodos de recuperación parece una meta deseable.

El único contratiempo de esta nueva técnica consiste en que no está indicada para todos los pacientes, ya que es necesario adaptar la prótesis a la morfología ósea de cada paciente, considerando al paciente como un todo.

Etiquetas