El tratamiento del cáncer con radioterapia intraoperatoria (RIO) representa un gran avance en la forma de atacar los tumores, ya que permite irradiarlos durante la operación, de forma directa, lo que en muchos casos evita tener que aplicar varias sesiones de radioterapia externa.

¿En qué consiste la RIO?

Esta técnica de alta precisión administra una fracción única y elevada de radioterapia durante la intervención quirúrgica, directamente sobre el lecho tumoral, por lo que el área a irradiar se puede visualizar evitando la irradiación innecesaria de los tejidos adyacentes.

¿Qué tecnología permite realizar esta técnica?

Acelerador de electrones para radioterapia intraoperatoria

Se trata de un acelerador de electrones móvil (Mobetrón, único en España) que se puede ubicar en el quirófano, que es lo que realmente lo hace tan innovador. Según la doctora Rosa Cañón Rodríguez, responsable de la Unidad de Oncología Radioterápica de la Plataforma de Oncología del Hospital Quirónsalud TorreviejaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, "el principal inconveniente hasta ahora para su desarrollo ha sido el desplazamiento del paciente desde el quirófano al búnker de tratamiento, problema que se ha solucionado con el desarrollo de pequeños aceleradores de electrones que se ubican en el quirófano, con lo que se evitan los riesgos de dicho traslado, se acortan los tiempos del procedimiento y se incrementa la calidad de vida de los pacientes".

¿En qué tipo de tumores se puede aplicar esta técnica intraoperatoria?

La RIO está especialmente indicada en los tratamientos que implican irradiación externa con el fin de aumentar el control local de la enfermedad. Aunque tiene una especial aplicación en el cáncer de mama, también se ha empleado en el tratamiento de diferentes tumores malignos, como el cáncer gástrico, de páncreas, de recto, de pulmón, los ginecológicos, los sarcomas retroperitoneales y de extremidad.

Tratamiento del cáncer de mama precoz

Uno de los tumores para los que mejor funciona este tratamiento es para los de mama cuando se encuentran en un estado precoz, ya que en una sola cirugía es posible extripar el tumor, irradiar y reconstruir la mama en lo que se llama un tratamiento one step. La especialista nos explica que "el procedimiento en quirófano de la irradiación dura 30 minutos, lo que evita las 25 o 30 sesiones de irradiación externa de los tratamientos convencionales".

Radioterapia intraoperatoria para el cáncer de mama one step

En definitiva, el tratamiento del cáncer de mama con ROI aporta a los pacientes un gran beneficio en cuanto a mejora de la calidad de vida, pues acorta o suprime los días de irradiación externa posterior, disminuye los efectos secundarios y, en los casos de one step, permite la reconstrucción mamaria inmediata.

Etiquetas