Es evidente que el objetivo último de las operaciones es solucionar el problema de salud con la mínima agresividad. A nivel general, todas las cirugías tienden a reducir tiempos, tamaño de las incisiones, etc. Y gracias a las técnicas endoscópicas, un gran número de intervenciones que antes requerían grandes cirugías se han convertido en operaciones menores, que requieren un tiempo de ingreso mínimo o nulo, y cuya recuperación es mucho más rápida.

Este es el caso de la neuroendoscopia, que se utiliza en varios campos, como en el tratamiento de hernias discales, estenosis del canal vertebral y adenomas de hipófisis.

Hernia de disco y neuroendoscopia

Tratamiento de hernias discales y estrechez del canal vertebral por neuroendoscopia

Hay que tener en cuenta que la hernia discal y la estenosis del canal vertebral son las causas más frecuentes del dolor lumbar y de la pierna, siendo la primera un problema que afecta a todas las edades y que genera numerosas incapacidades físicas. La doctora Sandra Rodríguez Barceló, especialista en Neurocirugía del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que el principal síntoma de esta dolencia es el dolor en la parte baja de la espalda, que irrradia hacia una pierna, y que "si el dolor no desaparece o mejora, es inútil continuar insistiendo con el tratamiento conservador; hoy en día la cirugía mínimamente invasiva de la hernia discal es rápida y segura en la mayoría de los casos, y hace desaparecer el dolor y la invalidez que provoca de forma inmediata. En estos casos refractarios al tratamiento médico, cuanto más se retrase la operación, peor resultado se consigue". Durante la neuroendoscopia se introducen unas cámaras de vídeo a través de incisiones cutáneas muy pequeñas, permitiendo tanto la extirpación de la hernia discal como la descompresión de la estrechez vertebral.

En cuanto a la estrechez o estenosis del canal lateral, afecta más a las personas mayores, ya que generalmente es consecuencia de la degeneración de la columna vertebral. El síntoma más frecuente es la imposibilidad de continuar andando tras un corto periodo de marcha. La especialista nos puntualiza que "los analgésicos alivian pero no solucionan, y lo realmente efectivo es la intervención quirúrgica, con el problema que eso puede suponer para las personas mayores".

Neuroendoscopia para tratar los adenomas de hipófisis

Estos tumores benignos afectan a una glándula crucial para el funcionamiento de la mayoría de las hormonas del organismo y producen la disminución del deseo sexual o impotencia. La doctora nos comenta que "con frecuencia estos síntomas los achaca el enfermo a su propia naturaleza o a los efectos de la edad que va teniendo, retrasando así un tratamiento que lo puede solucionar de forma inmediata".

Etiquetas