No cabe duda de que el campo de la cirugía plástica está en continuo desarrollo y son muchas las innovaciones que se realizan en el área. Por un lado, las personas son cada vez más exigentes y desean verse mejor durante más tiempo, y, por otra, la velocidad a la que avanzan las tecnologías, permite que estos avances se plasmen en soluciones reales para los pacientes.

lipoescultura-4d

Un buen ejemplo de ello es la lipoescultura 4D de alta definición. Esta técnica, resultado de la evolución de la propia liposucción convencional, utiliza el equipo médico VASER®. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que actúa de forma selectiva sobre la grasa, no afectando a los vasos sanguíneos ni los nervios, por lo que el dolor y la inflamación postoperatorias se reducen notablemente.

Esta forma tan selectiva de proceder evita el sangrado excesivo y los hematomas. De hecho, un estudio reciente ha demostrado que la pérdida sanguínea mediante el procedimiento de VASER® es hasta 7,5 veces inferior respecto a los métodos tradicionales de liposucción.

Hasta ahora, esta técnica ha sido empleada con frecuencia en países como Colombia y Estados Unidos, y ha sido hace tan solo unos meses cuando se ha empezado a implantar en Europa. En España, los doctores Xavier Tintoré Caicedo y Cristina Brasó Vicen, del servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital General de CatalunyaEste enlace se abrirá en una ventana nueva (HGC), son pioneros en este campo.

avance-lipoescultura-4d

Después de haber realizado ya diversas intervenciones han constatado unos resultados espectaculares. "Esta técnica nos permite modelar el cuerpo al gusto del paciente, retirando grasa de donde le sobra y poniéndole donde le falta para hacer un buen marcaje muscular. Por ejemplo en el hombre podemos definir la musculatura abdominal, pectoral, de piernas y brazos, gemelos y las líneas paravertebrales. En la mujer se define la cintura y los márgenes externos del músculo abdominal y se pueden resaltar los glúteos. Además, los ultrasonidos de última generación producen una notable retracción de la piel, con lo que se mejora la flacidez, tensando la piel y reafirmándola", comentan los especialistas.

Se trata en definitiva de moldear el cuerpo al gusto del paciente, pudiendo conseguir resultados totalmente personalizados que es, al fin y al cabo, uno de los objetivos fundamentales de este tipo de intervenciones. Además, el equipo resulta efectivo para distintos propósitos ya que a la vez que es capaz de eliminar grasa de zonas sustanciales, es también lo suficientemente delicado para tratar áreas sensibles como el cuello o los brazos.

El fundamento científico del procedimiento consiste en la transformación de la grasa sólida en líquida, mediante la acción de ultrasonidos. Una vez emulsionada, esta grasa se succiona con ayuda de una pequeña cánula que se introduce por unas incisiones en el la piel, retirando así todo el tejido graso no deseado.

Etiquetas