Se trata del nuevo incubador Geri, que representa la tecnología más avanzada del mundo. Entre sus características destacan sus seis compartimentos independientes, uno para cada paciente, que garantizan que los embriones de un paciente no se ven alterados cuando es necesario abrir el compartimento del resto de cultivos. Además, el reducido tamaño de estos espacios y su apertura tipo sandwhichera consiguen que, en caso de ser abiertos, las condiciones de cultivo se recuperen de forma rápida y eficaz.

Incubador de embriones Geri

El equipo cuenta además con un sistema de captura continua de imágenes llamado Time Lapse, que permite monitorizar el desarrollo embrionario y proporciona información detallada de los embriones a lo largo de todo el proceso.

El doctor Antonio Urries López, director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital de Día Quirónsalud ZaragozaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "el hecho de poder hacer una mejor selección embrionaria nos ayuda a tomar una decisión más segura. De esta forma, sabemos que los embriones seleccionados son los que más garantía de éxito ofrecen y podemos transferir solo uno, evitando, si así se prefiere, la posibilidad de un embarazo múltiple".

El incubador Geri también incorpora el software EEVAEste enlace se abrirá en una ventana nueva, programa de selección embrionaria que, mediante la aplicación de unos parámetros, es capaz de predecir qué embriones tienen mayor probabilidad de generar un embarazo. El especialista añade que "la tecnología de este nuevo equipo nos permite tener más y mejores embriones con todas las características de su desarrollo grabadas en una película. Además, el software Eeva evalúa de forma automática el desarrollo de cada embrión y los clasifica según su viabilidad".

Datos estadísticos sobre fertilidad a tener en cuenta

  • 1 de cada 5 parejas en edad fértil recurre a tratamientos de reproducción asistida
  • La edad media de la maternidad ha aumentado de 30 a 38 en los últimos 14 años
  • El 30% de las mujeres tienen su primer hijo con más de 35 años
  • El número de mujeres que tienen hijos después de los 40 años ha aumentado hasta el 18%
  • La fecundidad mensual se reduce del 8 al 3% entre los 35 y los 38 años
  • El porcentaje de mujeres estériles a partir de los 40 años puede superar el 50%

En este contexto, el doctor Urríes señala que "el aumento progresivo en la edad a la que las mujeres españolas deciden ser madres afecta directamente a sus posibilidades de ser madres ya que, aunque puede variar en función de factores genéticos, ambientales, tóxicos, etc., a partir de los 35 años comienza un declive progresivo en la fertilidad femenina".

Etiquetas