Hoy día, el dolor lumbar representa un importante problema con graves repercusiones en la vida y la salud de las personas que lo padecen, especialmente cuando este dolor se agudiza y se vuelve crónico. Según el Doctor Luis Javier Santos Yglesias, jefe de la Unidad de Dolor del Hospital Quirónsalud Tenerife, "uno de cada cinco europeos sufre dolor crónico cervical o lumbar", cifra que aumentará exponencialmente con el tiempo, debido a la mayor esperanza de vida de las personas y a otros factores que afectan la salud de la columna vertebral.

La epiduroscopia como alternativa para las dolencias lumbares

La epiduroscopia o endoscopia del canal espinal es una novedosa y eficaz técnica para tratar el dolor lumbar crónico, con o sin radiculopatía. Se trata de una completa técnica que permite tratar la dolencia y, a la vez, identificar la causa que la genera. Según el Dr. Santos Yglesias, este procedimiento presenta una clara ventaja frente a otros tratamientos más convencionales, ya que "una vez identificadas las estructuras patológicas que provocan el dolor, en el mismo acto y aprovechando que esta técnica nos permite verlas, las podemos tratar", de forma que el diagnóstico y tratamiento se pueden llevar a cabo en una única intervención.

En qué consiste la endoscopia del canal espinal

Esta técnica de visualización se realiza de forma percutánea y permite visualizar e investigar el canal espinal en el interior de la columna para actuar sobre las zonas afectadas. Para realizarla se utiliza un epiduroscopio, que es un aparato parecido al endoscopio que utilizan los cirujanos para mirar el estómago o el intestino, pero de menor tamaño.

La epiduroscopia como solución eficaz al dolor lumbar crónicoLa epiduroscopia como solución eficaz al dolor lumbar crónico

A través de una pequeña abertura en el hiato sacro se introduce una fibra óptica -utilizando un catéter orientable- en el interior del espacio epidural. La fibra está conectada a una cámara que permite ver el estado del espacio epidural (estructuras anatómicas) y detectar las posibles anomalías o alteraciones que están causando el dolor a nivel lumbar (estructuras patológicas). Dentro del espacio podemos ver, por ejemplo, si las raíces de los nervios están inflamadas o irritadas, si hay algún tejido cicatricial rodeándolas o determinar la presencia de adherencias del espacio epidural para, posteriormente, actuar sobre las estructuras dañadas.

Ventajas de la epiduroscopia

La epiduroscopia permite tratar a cada uno de los pacientes afectados de manera más eficiente y personalizada. Es una técnica mínimamente invasiva por lo que las posibles complicaciones postoperatorias son mínimas, la recuperación es rápida y el paciente puede abandonar el hospital el mismo día de la intervención. Según afirma el doctor Santos Yglesias la epiduroscopia "es una técnica segura con una excelente relación coste-eficacia para el tratamiento del dolor".

Además de poder tratar el dolor lumbar crónico, esta técnica permite:

  • Tratar el dolor de espalda postquirúrgico.
  • Identificar zonas inflamadas.
  • Concretar las causas. Determinar si el dolor que manifiesta el paciente se debe a una fibrosis y/o estenosis del canal medular u a otra patología.
  • Saneamiento. Realizar un lavado y eliminación de las sustancias irritantes en el espacio epidural.
  • Atender otros daños. Diagnosticar y resolver otras patologías que afectan al espacio epidural y que causan dolor crónico en espalda o cuello.

Resultados positivos del tratamiento

Por lo que se ha podido comprobar en las operaciones realizadas en los últimos años, los resultados de la intervención en personas afectadas con dolor lumbar crónico, y en especial en pacientes con el síndrome de "cirugía fallida", han sido positivos y satisfactorios. Después de someterse a la intervención, los pacientes presentaban una mayor movilidad que les permitía disfrutar de las actividades de su día a día, además de una mayor duración del estado de mejoría general.

Etiquetas