Hace ya años que la radiofrecuencia se está utilizando como alternativa a la cirugía en diversos campos para el tratamiento de tumores hepáticos, renales, óseos o miomas, obteniéndose muy buenos resultados.

En el Hospital Quirónsalud Sagrado CorazónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, un equipo multidisciplinar de especialistas en otrorrinolaringología, endocrinología y radiología ha intervenido recientemente varios casos de nódulos tiroideos mediante ablación por radiofrecuencia. Para que esto sea posible es necesario el trabajo conjunto de todos los especialistas implicados.

Radiofrecuencia para el tratamiendo de nódulos de tiroides

Modo de acción de la radiofrecuencia

El doctor Antonio Abrante Jiménez, codirector del servicio de Otorrinología de este centro sevillano, nos lo explica al detalle: "la ablación por radiofrecuencia se realiza de manera ambulatoria con anestesia local, mediante la inserción de un electrodo de punta recta activa refrigerada, bajo control ecográfico directo, que emite una energía eléctrica que provoca la necrosis (muerte) de las células tumorales hasta conseguir la total reducción y reabsorción del tumor, en este caso, del nódulo tiroideo benigno".

Ventajas frente a la cirugía tradicional

Por su parte, el doctor Jesús López Palomo, también codirector el servicio, nos explica que la radiofrecuencia cuenta con la clara ventaja de poder aplicarse sin necesidad de ingreso por parte del enfermo, lo que en muchos casos supone un gran problema para el paciente o sus familiares. Además, al tratarse de anestesia local, la recuperación es mucho más rápida. Por último, y aunque desde el punto der vista clínico no sea la prioridad, este tipo de intervenciones no deja ninguna cicatriz.

Los resultados son óptimos

Pero, sin duda, lo más importante es que esta técnica ofrece unos resultados estupendos. El doctor Abrante nos lo describe así: "Con la ablación por radiofrecuencia se consigue la disminución de la sintomatología en el 100% de los casos e incluso la desaparición de la misma en la mayoría de ellos. En el caso de los nódulos hiperfuncionales, que actúan de forma autónoma como si funcionaran por su cuenta, se observa una mejoría significativa del hipertiroidismo en la totalidad de los pacientes, a los que, en un 75% de los casos, se les puede llegar a suspender el tratamiento".

¿Son frecuentes los nódulos tiroideos?

Lo cierto es que se trata de un problema clínico bastante común, que presenta una incidencia del 5% en mujeres y del 1% en hombres.

Si bien es verdad que la gran mayoría de los módulos tiroideos suelen ser benignos, existe una pequeña proporción de en torno al 10% que pueden ser de naturaleza maligna o evolucionar hacia ella.

Etiquetas