Ingredientes
Niño con delantal

  • 12 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 1 bote de crema de queso tipo Filadelfia
  • 1 brócoli
  • 30 g de sésamo tostado
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

  1. Con la ayuda de un rallador, ralla el brócoli por la parte de las flores. La intención es conseguir un cuscús de brócoli.
  2. En un cuenco, dispón el brócoli, el queso, el aceite y las semillas de sésamo. Mezcla todo hasta conseguir una masa homogénea.
  3. Aplasta las rebanadas de pan con un rodillo. Pon 1 cucharada sopera de la pasta elaborada en cada rebanada y extiéndela hasta que quede homogéneo.
  4. Sándwich de brócoli
    Enrolla las rebanadas, a modo de rollito, como si de un brazo de gitano se tratara.
  5. Deja enfriar en la nevera y córtalo en rodajas de 1 cm de grosor.

¿Sabías que…

El brócoli despierta por igual odios y pasiones. El caso es que contiene un montón de vitamina A y de vitamina C. Además, aporta bastante magnesio. ¡Dale una oportunidad, anda!

El queso te regala un extra de calcio, y proteínas de las buenas. Si quieres que no se te rompan los huesos fácilmente, ya sabes lo que tienes que hacer.

En otras Pequerrecetas ya te he contado las virtudes del aceite de oliva. Ahora te digo una que te sorprenderá: si te cuesta ir al baño, sé generoso con el aliño de las ensaladas.

Las semillas de sésamo, a pesar de su pequeño tamaño, son grandes aliadas de la salud. Te señalo dos de sus virtudes principales: aportan vitaminas del grupo B y grasa buena.

Etiquetas