Es un vegetal con bajo contenido de calorías y no contiene ninguna grasa saturada.

Mejora el tránsito intestinal

Propiedades de los calabacines

Conviene consumirlos con su cáscara (bien lavada, claro está), ya que incluso en ella se encuentra mucha fibra dietética, sustancia que ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo. Además, los calabacines son ricos en vitaminas del complejo B, que ayudan a prevenir diferentes tipos de enfermedades.

Propiedades antiinflamatorias

También contienen sustancias con propiedades antiinflamatorias como la vitamina C, que puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas como la artritis, artrosis, artritis reumatoide y el asma.

El calabacín en la cocina

Esta verdura es una de las más versátiles en la cocina, ya que se puede tomar crudo o cocinado, solo o acompañado.

Una de las formas más tradicionales de consumirlo es en crema o puré, y además cuenta con la ventaja de que por lo general gusta a los niños, gracias a su sabor suave. Puede prepararse utilizándolo como ingrediente único, o añadir patata, o puerro, nata…

A los niños les encantará probarlos rellenos. Una manera es mezclar la pulpa del calabacín con jamón picado, tomate y queso, rellenarlos y hornearlos. O puedes cubrirlos con bechamel antes de meterlos en el horno. Y otra forma sabrosísima de tomarlos es cortarlos en rodajas preparar sándwiches: rodaja, jamón York o pavo, queso, rodaja, y rebozarlos. Si quieres reducir el contenido de grasa, puedes ahorrarte la fritura y meter los bocaditos al horno con un poco de queso por encima para que se gratine. Irresistible.

Pisto. Un plato tradicional, sano y buenísimo, que puede tomarse por sí solo o acompañar de guarnición a huevos, carnes y pescados.

En tortilla. Su textura suave compagina a la perfección con los huevos, y será otra buena manera de los niños tomen esta verdura con gusto.

Chips. Cortados muy finitos y fritos rápidamente en aceite caliente se convierten en el sustituto saludable de las clásicas patatas fritas. Pruébalos y dáselos a probar a tus hijos.

Flores de calabacín fritas

También las flores

Aunque hasta hace poco se desconocía, al menos en este país, el uso de las flores de calabacín en la cocina, lo cierto es que son exquisitas. Son suaves y sabrosas, y se pueden tomar fritas, rebozadas o incluso rellenas.

Etiquetas