Llega el verano y, entre el calor que tenemos y la pereza de cocinar, es tentador relajar las buenas costumbres y "comer cualquier cosa". Pero no hace falta dedicar mucho tiempo a preparar complicadas recetas para comer bien y sano, y además siempre hay alimentos que apetecen más cuando suben las temperaturas. La doctora Elena de la Fuente Hidalgo, nutricionista del Hospital Quirónsalud San José, nos explica que "hay que escoger siempre alimentos frescos y de temporada, con la verdura como protagonista. Platos como las ensaladas variadas, las cremas frías o el melón con jamón son ligeros, nutritivos, hidratantes y ricos en fibra".Alimentación saludable en veranoAlimentación saludable en verano

También insiste en que es importante decantarse por los pescados a la brasa, al horno o a la plancha, y las carnes magras, así como sustituir las guarniciones de patatas fritas por otras más saludables como el arroz, la patata asada, la ensalada o las verduras asadas.

Todo ello sin olvidarnos de la importancia de mantenernos activos, lo que no tiene por qué implicar un esfuerzo que vivamos como obligación, ya que existen muchas formas de ejercicio físico que pueden resultar divertidas en verano. "Caminar o salir a correr por la playa, hacer senderismo en la naturaleza, nadar, jugar a las palas, o incluso bailar… Pero sobre todo, cuidado con la anarquía dietética". Si bien es cierto que las vacaciones son sinónimo de libertad, que debe traducirse en ausencia de horarios incluso en las comidas, no hay que caer en la dejadez, ya que es muy fácil sucumbir a las atentaciones. Por todo ello, la especialista nos comenta que es recomendable, aunque los horarios son sean los mismos que en nuestro día a día y se adapten al periodo vacacional, que intentemos establecer una rutina hecha a nuestra medida.

En próximas entradas iremos publicando recomendaciones para una correcta alimentación en vacaciones, así como algunas recetas veraniegas que la propia doctora nos ha elaborado, completadas con algún consejo nutricional.

Etiquetas