Ciertos tipos de tumores cerebrales, como los gliomas de bajo grado, requieren ser operados para evitar que se conviertan en tumores malignos.

Neurocirugia con paciente con despierto

¿Qué es un glioma de bajo grado?

Son tumores cerebrales de evolución lenta que generalmente no implican peligrosidad y que afectan con mayor frecuencia a pacientes entre 35 y 45 años. Sin embargo, con el tiempo, pueden convertirse en malignos y por esta razón el tratamiento más adecuado es la cirugía cerebral.

Los síntomas más frecuentes que muestran su presencia son las crisis epilépticas.

Operación de gliomas y por qué conviene mantener despierto al paciente

Se trata de intervenciones quirúrgicas en las que se pueden ver afectadas zonas muy delicadas del cerebro como la del habla, por lo que es conveniente que el paciente permanezca despierto. El doctor Santiago Gil-Robles Mathieu de Vienne, del servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario Quirónsalud MadridEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos lo explica así: "Estas intervenciones se desarrollan en dos fases muy diferenciadas. En primer lugar, se anestesia al paciente y se accede al cerebro a través de la extracción de la tapa del cráneo. Una vez que ya tenemos acceso al cerebro, se mapea para buscar la zona afectada por el tumor. Es en ese momento cuando se procede a despertar al paciente, que permanece en vigilia mientras se le opera. De esta manera, durante todo el proceso un logopeda realiza preguntas secuenciales al paciente para valorar su capacidad de habla, comprobando que la manipulación no afecta a esta facultad".

Así, el hecho de mantener despierto al paciente resulta de vital importancia para garantizar que el tumor se extrae sin afectar a ninguna función superior del cerebro.

Etiquetas