El diagnóstico precoz y las terapias individualizadas se alzan como claves indispensables para el tratamiento contra el cáncer. Es necesario ajustarse a las características de cada persona, así como al perfil molecular del tumor.

terapia-personalizada-cáncer

En el Hospital Universitario Fundación Jiménez DíazEste enlace se abrirá en una ventana nueva está poniendo a punto un procedimiento para determinar cuál es el mejor tratamiento para un determinado tumor. Para ello utilliza una técnica, todavía en fase experimental, en la que emplea ratones como modelo. El primer paso consiste en extraer tejido tumoral a pacientes de cáncer mientras son intervenidos en quirófano e implantarlos en ratones de laboratorio, donde el tumor se expandirá. La doctora Laura del Puerto Nevado, de la División de Oncología TraslacionalEste enlace se abrirá en una ventana nueva del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz especifica que "para que el xenotransplante (trasplante entre diferentes especies) del tejido tumoral extraído al paciente tenga éxito y arraigue en el ratón tenemos que tardar menos de 1 hora en implantarlo". También resulta imprescindible que el tejido esté "limpio", es decir, que no haya muestras de tejido diferente al tumoral y que no incluya células necrosadas.

Una vez que el tejido tumoral se ha implantado de forma subcutánea en un costado de uno o varios ratones, se espera a que el tumor se extienda y entonces se divide en varias muestras que se trasplantan en otros animales, de forma que se obtienen más modelos sobre los que experimentar.

ratones-terapia-cancer

La doctora Del Puerto explica que el paso siguiente es aplicar a cada uno de los ratones diferentes combinaciones tanto de quimioterapia como de fármacos biológicos, para ver cuál es el que consigue un mayor control local del tumor. De esta forma, los especialistas conocen la mejor manera de tratar a un determinado paciente.

El doctor Jesús García-Foncillas López, director del Instituto Oncológico de la FJD destaca que, si bien es pronto para plantearse su aplicación directa en pacientes, este procedimiento "permite a los especialistas e investigadores abrir distintas líneas de investigación que en el futuro podrían traducirse en mejores tratamientos en el ámbito clínico, siempre siguiendo la tendencia de buscar un abordaje cada vez más específico y ajustado a las características concretas de cada paciente".

Etiquetas