El herpes simple es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes en el mundo y está causado por un virus, aunque la familia de los herpes está formada por un mínimo de ocho virus patógenos para el ser humano.

Se trata de una enfermedad recurrente, ya que el virus no llega a eliminarse cuando los síntomas desaparecen, sino que se mantiene latente. El doctor Antonio Bello Ortega, especialista en Dermatología del Hospital Quirónsalud TenerifeEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos explica que "la primera infección suele ser la más grave, y tras ella el virus pasa a estar dormido en los ganglios sensitivos de los nervios de la zona de inoculación. Posteriormente, se pueden dar reactivaciones que son en realidad manifestaciones de una nueva fase de replicación vírica y la progresión del virus por las fibras nerviosas hasta alcanzar la piel". Normalmente, estas recurrencias suelen presentar síntomas más leves que la primera infección y suelen ir acompañados de señales previas a la erupción como dolor, prurito o escozor.

Dentro del herpes simple se distinguen dos tipos: Tipo I, que se suele relacionar con infecciones orales y faciales, y Tipo II, que es una infección de transmisión sexual altamente contagiosa.

Virus del herpes simple tipo I (VHS-1)

Virus¡ del herpes simple humanoVirus¡ del herpes simple humano

La gran mayoría son herpes labiales, aunque también se dan en la cara, boca, parte superior del cuerpo, zona genital y anal. Se caracteriza por la aparición de pequeñas vesículas o ampollas agrupadas a modo de racimos, que se asientan sobre una zona roja.

El contagio se produce fundamentalmente por contacto mucocutáneo con un individuo infectado, o través de la saliva o las secreciones. Se contrae mayoritariamente en la infancia y dura toda la vida.

Virus del herpes simple tipo II (VHS-2)

Muy a menudo no presenta síntomas y los afectados no llegan a enterarse de que lo padecen. Sin embargo, se estima que en todo el mundo afecta al 11% de personas entre los 15 y los 45 años, y es la causa principal del herpes genital. Cuando presenta síntomas, se caracteriza por una o más vesículas genitales y/o anales que en ocasiones vienen acompañadas de fiebre y ganglios inflamados.

Un dato a tener en cuenta es que la infección por VHS-2 casi triplica el riesgo de infección por VIH.

Factores desencadenantes

El especialista nos aclara que son muchas las variables que pueden afectar y hacernos más propensos a contraer el virus. Entre ellas se encuentran:

  • Estrés
  • Exposición solar
  • Procesos febriles
  • Traumatismos
  • Fatiga
  • Menstruación
  • Manipulaciones dentarias
  • Procedimientos en la región orofacial como el peeling o resurfacing con láser

Prevención y tratamiento del herpes simple

La única manera de prevenir la infección es evitar el contacto directo, tanto bucal como bucogenital. Las personas afectadas deben evitar compartir objetos que tengan contacto con la saliva o, en el caso de herpes genital, utilizar preservativo de forma sistemática.

En cuanto a los tratamientos, el especialista nos aclara que "no disponemos de un fármaco curativo. Los más eficaces son el Aciclovir, valaciclovir y famciclovir, que son capaces de inhibir la replicación del virus y su objetivo es reducir la sintomatología asociada, acortar el tiempo de curación de las lesiones y acelerar la eliminación del virus".

Etiquetas