Estamos hablando de un tipo de alopecia muy concreto que aparece en algunas mujeres y tiene su origen en trastornos hormonales que se traducen en un aumento de los niveles de andrógenos, que son hormonas masculinas.

Sección transversal del folículo piloso
Sección transversal del folículo piloso

¿En qué consiste este tipo de alopecia?

Se trata del adelgazamiento, clareado, pérdida de vigor y grosor del cabello, especialmente en la zona superior de la cabeza. Muchas veces, otras áreas como la del flequillo permanecen intactas y se observan mechones fuertes justo encima de la frente, seguidos de descubiertos.

¿Qué causa la alopecia androgénica?

Los andrógenos (hormonas masculinas) provocan un adelgazamiento progresivo de los fonículos capilares hasta convertirlos en un pelo velloso, fino y casi inapreciable. Este proceso también se conoce con el nombre de miniaturización folicular.

El doctor José María Recart Vayá, jefe del servicio de Dermatología y de la Unidad de Medicina Capilar del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que este problema suele aparecer en la pubertad, debido a los cambios hormonales propios de esa etapa. "Las mujeres que sufren este tipo de alopecia tienen los andrógenos elevados por algún tipo de trastorno hormonal. El más frecuente es el síndrome del ovario poliquísitico, aunque también puede darse el caso en mujeres cuyos niveles de andrógenos en sangre sean normales pero los folículos de su cuero cabelludo sean genéticamente más sensibles a su efecto".

Factores que pueden provocarla

El dermatólogo advierte que el estrés, el estilo de vida actual o una mala alimentación influyen en una manifestación precoz de este problema.

¿Es posible recuperar el cabello perdido?

El objetivo de los tratamientos farmacológicos es prevenir el avance de la alopecia y fortalecer los cabellos debilitados para mejorar el calibre o grosor del pelo y dar una mayor cobertura y densidad. Actualmente los medicamentos más empleados son el minodixil tópico y los antiandrógenos orales destinados a corregir las alteraciones hormonales.

Otro tipo de procedimientos son las mesoterapias con factores de crecimiento plaquetario. La doctora Elena Roche, especialista de la Unidad de Medicina Capilar del mismo centro, nos comenta que este tratamiento "ha demostrado su alta eficacia al mejorar la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo, fundamental para un crecimiento sano del cabello. Otros de los beneficios probados son la elongación de la vida natural del pelo y el aumento del número de cabellos en fase de crecimiento".

Finalmente, si tras el tratamiento farmacológico y la mesoterapia no se consiguen los resultados deseados, el trasplante capilar es la solución estética para repoblar aquellas áreas que han perdido densidad capilar de manera irreversible.

Etiquetas