Gracias al continuo progreso en metodologías y materiales, muchos de los casos complejos de problemas de columna, que antes eran casi imposibles de tratar, hoy en día están viendo cómo aparecen nuevos procedimientos que aportan soluciones.

Por un lado, las cirugías se están abordando de manera endoscópica y tubular, se emplean implantes percutáneos de barras y tornillos de fijación, y a la vez se aplican trasplantes de células madre y condrocitos para tratar de regenerar el tejido cartilaginoso, además de dar uso a los nuevos materiales de cementación, mucho más seguros y eficaces.

Innovacion en cirugía de columna

Esta conjunción de factores es lo que está haciendo posible que los casos que antes no se podían abordar por razones clínicas, como un excesivo riesgo quirúrgico, edad avanzada, mal estado del tejido óseo, previsibles complicaciones postoperatorias o patologías previas, actualmente tengan una solución quirúrgica viable. Así, cada vez más pacientes pueden acceder a tratamientos efectivos para tratarse patologías graves.

La silicona como alternativa a los cementos

Hasta ahora, el material utilizado para cementar determinadas fracturas era un polímero acrílico denominado PMMA (polimetilmetacrilato). Hay que puntualizar que, pese a sus beneficios, este compuesto puede incrementar el riesgo de nuevas facturas vertebrales, debido a que es mucho más rígido que el hueso, lo que favorece la aparición de fuerzas de torsión en las zonas adyacentes, que son las que se acaban rompiendo.

Frente a esto, el equipo de doctor Francisco Villarejo Ortega, director de la Unidad de Neurocirugía del Hospital La LuzEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos ha confirmado la reciente presentación de un ensayo que muestra la idoneidad de un nuevo polímero de silicona que, al ser mucho más flexible y elástico, evita las fracturas y ayuda a estabilizar la columna. "Los datos son realmente buenos. El dolor desaparece, pero, sobre todo, las pruebas desvelan que este material se mezcla perfectamente con el hueso, confiriéndole una gran elasticidad, algo fundamental para que no se produzcan nuevas fracturas en la zona", explica el especialista.

Esta solución ofrece especial interés para los enfermos oncológicos que no eran candidatos a los estabilizadores convencionales y que, gracias a este compuesto y a las nuevas técnicas no invasivas, consiguen, al menos, paliar el dolor.

Métodos poco invasivos para tratar la estenosis de canal lumbar

El estrechamiento del conducto por el que discurren la médula espinal y las raíces nerviosas de cola de caballo, responsable de gran parte de los dolores lumbares y ciáticas, hasta ahora solo podía tratarse mediante la extirpación de parte de la vértebra y la colocación de placas y tornillos. Sin embargo, actualmente ya se están aplicando nuevas técnicas que implican intervenciones menos agresivas, y que se pueden realizar incluso con anestesia local y mediante procedimiento ambulatorio.

Etiquetas